Empresas que promueven la formación continua de sus trabajadores

En Chile no son pocas las empresas que ayudan a sus empleados a costear sus estudios de especialización o postgrados. No es una obligación, sino que un beneficio que tiene ciertos requisitos y obligaciones

Por Andrea Urrejola / Publimetro

Puede suceder que estando contratado en un trabajo ya por varios años, el empleado sienta el impulso de crecer personal y profesionalmente, y decida matricularse en un diplomado, postítulo o doctorado, ahora que tiene estabilidad económica y laboral.

Esta loable iniciativa, de seguro será un proyecto aún más alegre, si la persona no se anticipa a cancelar la inscripción y la mensualidad por su cuenta, y primero consulta en el Departamento de Recursos Humanos de su empresa, si ellos le otorgan algún beneficio en ese sentido. Porque en ocasiones, por falta de información, el trabajador puede perder que su programa académico de postgrado o formación continua, sea financiado por la compañía, o que otros que anhelan hacerlo pero les falta el dinero se queden estancados en la sociedad del conocimiento.

Felipe Lagos, director de Adecco Professional, manifiesta que “es muy importante que las empresas inviertan en sus trabajadores, capacitándolos y otorgándoles estudios de especialización, sea cubriendo parte de su valor o entregando las facilidades de tiempo para poder tomar estudios en horario laboral. En Chile cada vez son más las empresas que otorgan este beneficio a sus colaboradores, sin embargo, aún falta por crecer. Poco a poco las empresas han ido entendiendo la importancia que esto tiene para los trabajadores y, por ende, lo positivo que es para la compañía”.

Según un estudio de Adecco Professional, tener la posibilidad de realizar un postgrado y recibir diversas capacitaciones apoyadas por la empresa, es el mayor beneficio que esperan los empleados (27% en el caso de trabajadores sin equipo a cargo y  21% en las jefaturas).

En tanto, el gerente general de Trabajando.com, Álvaro Vargas, enfatiza que el hecho “que tu lugar de trabajo te financie o no los estudios que quieras realizar mientras trabajas, será un beneficio y en ningún caso una obligación y esto estará sujeto, además, a una serie de variables, como por ejemplo, la casa de estudio, el área, entre otras cosas. Añade: “ Muchos son los empleados que no tienen idea si su empresa ayuda a financiar este tipo de formación continua o no, y es esa desinformación la que lleva a quienes quieren seguir perfeccionándose a tomar decisiones apresuradas, desconociendo la ayuda que  pudiera o no entregarle la empresa a la que pertenece. Por lo mismo, acercarse al Departamento de Recursos Humanos de la organización es correcto, mientras se pregunte de manera respetuosa y pertinente”.

Para el director de Adecco Professional, “generalmente el interés por realizar una capacitación o estudio de especialización se le plantea primero que todo a la jefatura directa. Es a ella a quien se le debe exponer el interés, las razones que lo motivan a tomar esta decisión y las opciones que le gustaría evaluar. Una vez conversado con la jefatura directa, se analiza en conjunto la posibilidad de tomar algún estudio específico, y es la jefatura quien levanta la solicitud a Recursos Humanos”.

“Por lo general, las empresas van a formar a sus trabajadores en la medida que esos conocimientos puedan aplicarse dentro de la organización. Las empresas ganan con empleados bien formados y con conocimientos importantes en sus rubros. Y los trabajadores al ver que ésta se preocupa y apuesta por ellos, se sienten más apoyados, motivados y felices, lo que finalmente se traduce en mayor productividad y compromiso”, asegura Álvaro Vargas.

Mientras que Felipe Lagos estima que “generalmente las empresas otorgan estudios de postgrado de manera transversal, no sólo donde necesitan especialización, sino que también donde ven que se puede potenciar un talento. Con este tipo de beneficios los trabajadores se sienten valorados por la empresa, sienten que se les está dando la posibilidad de desarrollar sus habilidades y crecer profesionalmente. Esto lleva a que estén más comprometidos con la compañía, lo que deriva a una menor rotación de personal”.  

Por último, preste mucha atención a lo que revela el director de Adecco Professional: “Algunas empresas entregan cupos anuales para que determinados trabajadores puedan realizar un postgrado, cubriéndolo 100% la compañía. Sin embargo, en la mayoría de los casos se cubre sólo un porcentaje de la capacitación, se entrega flexibilidad horaria para poder asistir a clases, cursos presenciales en el lugar de trabajo y/o clases e-learning”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo