Admisión Segundo Semestre: ¡Ahora es el momento de cambiar!

Por estos días y hasta mediados de agosto, aproximadamente, las instituciones de educación superior estarán matriculando alumnos para el segundo Proceso de Admisión 2014. Una buena oportunidad para cambiarse de carrera o de institución, y no perder tiempo en hacer o seguir algo que no te gusta

Por Andrea Urrejola

Si eres de los que no está conforme con la universidad elegida, no te gustó la carrera a la que entraste en marzo, o por extender mucho tus vacaciones de verano te quedaste sin matrícula en el primer semestre, aún puedes hacer un cambio y matricularte en el segundo Período de Admisión que normalmente abarca hasta fines de julio, pero que en algunas instituciones concluye a mediados de agosto.

¿Cuál es el perfil del alumno que se matricula en el segundo semestre académico? “El perfil es preferentemente alumnos por vía  convalidación, que se cambian de institución por distintos factores”, comenta el vicerrector de Extensión y Comunicaciones de la Universidad Autónoma de Chile, Hernán Viguera.

En ese sentido, puede ocurrir que un alumno que ingresa vía convalidación no esté conforme con su casa de estudio de origen, ya sea a nivel de docencia, malla curricular, infraestructura, etcétera.

A su vez, el director de Admisión y Matrícula de la Universidad del Pacífico, Miguel Martínez, expresa que en la jornada diurna “se trata fundamentalmente de alumnos que no están conformes con la elección de la carrera o institución en la cual se matricularon a principios de este año.

Asimismo, recibimos un porcentaje importante de alumnos que ya llevan un tiempo estudiando y han visto cómo sus instituciones han perdido su acreditación institucional; ellos desean continuar sus estudios en una institución acreditada y buscan alternativas de convalidación”.



¿Qué es lo diferente de entrar en el segundo semestre?


Loreto Contreras y Rodrigo Rojas, quienes ingresaron en segundo semestre a estudiar Periodismo en una universidad privada, cuentan que lo diferente de entrar a mitad de año como alumnos nuevos en una carrera que tradicionalmente empieza en marzo, son varias cosas: 1) no tienen mechoneo, “a no ser que sean muchos y no pasen piola frente a los estudiantes más antiguos”, dice Rodrigo; 2) suelen ser muy pocos alumnos; 3) “el aprendizaje se beneficia mucho más, porque los profesores se dedican más a ti, casi te dictan clases personalizadas, porque los grupos son reducidos”, comenta Loreto; 4) “sí hay que resaltar que el proceso de Admisión resulta más burocrático de lo normal, porque es larga y tediosa la tarea de convalidar ramos”, agrega Rodrigo; 5) tienen una adaptación más compleja al entorno, “porque cuesta al principio integrarse a los grupos de alumnos que ya se conocen, pero después todo resulta más fácil”, estima Rodrigo, y por último, 6) tu malla curricular sufre alteraciones de orden, “y es común que tengas algunas clases con estudiantes de otros niveles, según la convalidación de asignaturas que conseguiste”, concluye Loreto.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo