Las propuestas de Amplitud: sostenedores pueden lucrar "por su aporte a la educación"

Por Flor Guzmán/ pUBLIMETRO

Esta mañana el movimiento Amplitud presentó su propio proyecto educacional al vicepresidente de Chile, Rodrigo Peñailillo, como contrapartida a la reforma del Gobierno que sigue sin generar en distintos sectores. Al respecto, la senadora Lily Pérez fue enfática: “Los enunciados de la reforma los compartimos pero la forma en cómo se están realizando no”, dijo la legisladora. A continuación las tres principales propuestas de Amplitud para educación.

Sostenedores pueden lucrar

El proyecto de Amplitud propone que los sostenedores de los establecimientos educacionales puedan lucrar. Según Amplitud, el sector con fines de lucro es el responsable de gran parte de la diversidad que existe hoy en el sistema escolar y son la principal fuente de educación no estatal y laica del país. “Mientras a los colegios peor evaluados por la Agencia de Calidad se les exigirá que reinsertan en el proyecto los excedentes generados, a los dueños de los establecimientos que entreguen educación de calidad se les permitirá retirar la legítima ganancia que merecen  por su aporte a la educación del país”, consigna el proyecto del movimiento político.

Cabe destacar que una de las premisas de la reforma del Gobierno es que no se pueda lucrar con dinero entregado por el Estado y, por eso, exige que se prohiba.

Permitir la selección desde séptimo básico

Su propuesta propone limitar por completo la selección hasta sexto año de educación básica y utilizar un sistema aleatorio para la distribución de los cupos sólo en aquellos casos donde hay más postulantes que cupos disponibles y “respetando siempre la elección de los padres”. Esto implica, según el documento, permitir libremente la selección a partir de séptimo básico por criterios de excelencia académica, la línea del proyecto educacional misma como por ejemplo si el colegio es artístico o deportivo, entre otros. “La selección deberá siempre ser de acuerdo a criterios claros y públicos, evitando cualquier tipo de discriminación arbitraria”, consigna el proyecto de Amplitud.

Aumentar la subvención para asegurar el reemplazo completo del copago

En este ítem Amplitud coincide con el Gobierno en cuanto a que el copago ha aportado a la segregación de las escuelas. Esto, pese a que el movimiento político también reconoce que ha contribuido positivamente al sistema escolar. “Consideramos que un sistema sin copago aumenta el número de colegios a los que pueden optar la mayoría de las familias, generando mayor competencia e incendiando la calidad”, asegura su propuesta. Es por ello que proponen modificar el proyecto original del Gobierno para que se comprometan los recursos necesarios para poder aumentar la subvención general, ya que una de sus principales críticas al proyecto del Ejecutivo es que se termine con el copago y no se reemplace por la misma cantidad que aportaban los padres.

“De esta forma nos aseguraremos de que al cumplirse el plazo del término del financiamiento compartido, no haya ninguna familia que haya sido condenada a educar a sus hijos con menos recursos. Además, exigimos que los límites al copago no sean fijados en pesos, sino de manera que estos preserven su valor. Sólo así esta reforma será una que nivela hacia arriba y no hacia abajo como lo hace el actual proyecto del Gobierno”, asegura el proyecto.

En tanto, el Mineduc inicialmente aseguró que el copago se terminaría en un plazo de diez años, pero hace unas semanas dijo que están estudiando extender ese plazo para reemplazar “hasta el último peso” que sea necesario. La subsecretaria de Educación, Valentina Quiroga, explicó que tras el Plan Nacional de Participación se anunciaría dicho plazo.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo