Infografía: revisa aquí por dónde marcharán los estudiantes mañana

Por Flor Guzmán/ publimetro

Siete liceos en toma y el Mineduc tomado por 30 secundarios liderados por Lorenza Soto, vocera de la ACES (Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios) era el panorama de esta mañana.  A las 12.00 horas Fuerzas Especiales de Carabineros desalojó la toma del Mineduc y cinco estudiantes quedaron detenidos. También sacaron el lienzo que decía: “No han entendido nada. La receta está en las calles”. En tanto, a las 13.30 y a las 17.00 horas dirigentes estudiantiles realizaron concentraciones invitando a movilizarse. Ése es el escenario a un día de la marcha convocada para mañana por la Confech, la ACES y la Cones (Coordinadora Nacional de Estudiantes Secundarios).

El objetivo de esta “reactivación” del movimiento estudiantil es presionar por una reforma profunda que atienda demandas históricas. Lorenza Soto aseguró que, de hecho, vendrán más marchas. “Vendrán más movilizaciones. No han entendido nada (en el Gobierno). La cocina no está en el parlamento ni el gobierno, sino en las calles. La receta está en las calles. Hasta ahora sólo han tenido diálogos de peso con actores externos a la educación . El Gobierno tiene que reconocer que su plan de diálogos (ciudadanos) ha sido un fracaso”, dijo la vocera a Publimetro.

“Estamos preocupados por los sectores conservadores que desde dentro y fuera de la Nueva Mayoría han propuesto llegar a un consenso a espaldas de la ciudadanía. Creemos que no es lo apropiado. La ciudadanía votó por una mayoría en el Congreso que puede hacer cambios y esperamos que esos cambios se lleven a cabo y que se respete la voluntad de la gente”, dijo Tomás Leighton, vocero de la Cones.

La preocupación de los estudiantes responde a que tras la aprobación en general del proyecto que elimina el lucro, el copago y la selección se abre un período en el que se pueden presentar indicaciones. Temen, entonces, que el Gobierno en la búsqueda de acuerdos ceda en aspectos que para muchos deben ser “intransables”.

Pero el ministro de Educación, Nicolás Eyzaguirre, reiteró ayer desde Maipú que la reforma se hará con la participación de todos. “Esta no es una reforma en contra de nadie. Es una reforma a favor de la educación pública, a favor de la diversidad educativa que incluye de manera muy importante y significativa a los colegios particulares subvencionados; es una reforma a favor de los profesores, a favor de los asistentes de la educación, a favor de la educación inicial, secundaria y universitaria (…) La tarea es enorme y no la vamos a poder lograr sin la ayuda de todas y todos”, enfatizó el secretario de Estado.

La advertencia de la ACES fue clara: “Aquí las autoridades deben tomar una decisión. O la reforma la construyen con el Movimiento Social por la Educación o con quienes hoy defienden el actual modelo: las Mariana Aylwin y los José Joaquín Brunner. Los estudiantes, profesores, trabajadores y apoderados no defendemos intereses particulares, no tenemos dineros invertidos en los colegios”, enfatizó Lorenza Soto.

Desde el Gobierno, en tanto, le bajaron el perfil al llamado de los estudiantes y pidieron manifestarse pacíficamente. “El Gobierno siempre va a promover el diálogo con todos los actores sociales para impulsar las reformas, y particularmente una tan relevante como la reforma educacional (…) En una sociedad democrática todos los sectores pueden expresarse libremente, pero hemos insistido que deben hacerlo precisamente conforme a la lógica democrática, esto es respetando los derechos de los demás, es decir, de forma pacífica”, aseguró Elizalde.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo