Ensayo y error: ahora sólo es mejor ejercitar

En general, la recomendación a esta altura del año, es que no pretendas estudiar lo que lograste con un aprendizaje disciplinado y sistemático, sino que aproveches de desarrollar ensayos de la PSU y te enfoques en las respuestas erróneas.

Por Andrea Urrejola

Hoy, cuando restan tan sólo siete semanas para la Prueba de Selección Universitaria (PSU), el encargado de la plataforma online www.orientaunab.cl, Erik Cortés, expresa que no es conveniente “intentar resolver en un corto tiempo, lo que es una tarea de largo plazo”,  como lo es la preparación de los contenidos de este examen,  porque “un buen resultado en la PSU no es obra de ‘calentar’ la materia a última hora. Sin embargo, pudiera ser que a algunos postulantes les tranquilice el hecho de mantenerse revisando algunos contenidos, resolviendo ejercicios, así como a otros les puede resultar mejor ni siquiera mencionar la palabra ‘PSU’.  Como sea, lo mejor es buscar los medios, estilos y estrategias que  les permitan llegar al día de la prueba  con la máxima tranquilidad posible, con la confianza en sí mismo que requiere un momento como así”.

En general, muchos de los jóvenes consideran que a estas alturas del año, una estrategia efectiva en ese sentido es dedicarse ciento por ciento a responder ensayos y enfocarse en las respuestas erróneas.

“Responder preguntas de la PSU puede ser una herramienta eficaz para que los estudiantes se autoevalúen y determinen sus fortalezas y debilidades. Todavía quedan algunas semanas para focalizar el estudio en aquellos aspectos más débiles. Por lo tanto, hacer ejercicios puede ser útil para retroalimentar el aprendizaje de materias que ya se han estudiado, siempre y cuando se seleccionen preguntas sobre el tema que se desea reforzar y se trabajen las respuestas erróneas,  de modo de conocer y comprender la respuesta correcta y evitar errores futuros. En matemáticas y en general, en las materias en que deben resolverse ejercicios, resulta útil seguir paso a paso su desarrollo y luego, intentar desarrollarlo en forma autónoma”, destaca la directora de Preunab, Josefina Guerra, que dicho sea de paso es probable que este preuniversitario realice en noviembre un ensayo nacional en línea de la PSU.

¿De qué manera se le puede sacar el máximo provecho a este aprendizaje a través de resolver facsímiles?
-Resolver facsímiles puede ser muy útil si la actividad no se reduce a contestar las preguntas y cotejarlas con la pauta. Es necesario analizar todas las preguntas que se respondieron en forma errónea hasta estar seguro que se comprende  el problema planteado y que se está preparado para resolver correctamente  un desafío similar. Si la ejercitación se reduce  a contestar preguntas  sin reflexión y/o estudio posterior, es muy probable  que se repitan una y otra vez los errores en las materias que no se dominan, lo que además de hacer inútil el esfuerzo de responder, debilita la autoconfianza.
Los jóvenes dicen que hay ciertos “trucos” para responder la PSU, ¿cuáles conoce?
-El mejor truco es estar bien preparado y bien despierto.  Para ello hay que dormir lo necesario y alimentarse en forma sana los días previos.  Al momento de responder la prueba, también es útil: Leer bien el encabezamiento de cada  pregunta, sobre todo cuando se trata de enunciados  que incluyen una negación, por ejemplo: ¿cuál de los siguientes procesos  NO está asociado a la digestión?,  responder primero las  preguntas que no ofrecen mayor dificultad, porque de ese modo se avanza más rápido y queda tiempo para volver sobre aquellas que en una primera lectura parecían más difíciles. Esta técnica permite revisar la prueba completa y contestar todo lo que se sabe. Por otra parte, quedarse “pegado” en un ejercicio, además de la pérdida de  tiempo,  genera ansiedad  e inseguridad para responder el resto del examen;  también es bueno llevar unos dulces en el bolsillo para combatir la fatiga.
¿Recomienda que los jóvenes se reúnan con su grupo de compañeros y realicen un ensayo general de la PSU? (si es que no estudiaron en un Preuniversitario)
– Siempre es útil para la retroalimentación del aprendizaje. Sería conveniente que la corrección también fuera colectiva, de modo que puedan aprender unos de otros.

En síntesis, aprender a través del “ensayo y error”, de estudiar a ahora que faltan pocas semanas para la PSU, por medio de las equivocaciones (respuestas malas), es bastante  útil si se retroalimenta lo aprendido, es decir, si posteriormente se revisan los errores para corregirlos (viendo las respuestas correctas). Esto “puede implicar desde una mera reflexión para rectificar un error generado por una mala lectura de la pregunta o el olvido de un dato,  hasta la necesidad de revisar o aprender uno o más conceptos que no se han comprendido a cabalidad”, concluye Josefina Guerra.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo