Fonoaudiología: Un claro ejemplo de carrera científico-humanista

Este programa universitario, es una muy buena opción para quienes sienten especial interés por la salud o medicina, pero también por el lenguaje y la comunicación.

Por Andrea Urrejola

Para que te formes una primera impresión del aporte que puede llegar a realizar un fonoaudiólogo creativo, te invitamos a recordar el famoso proyecto (CD musical, programa de televisión, como lo recuerdes): “Cantando Aprendo a Hablar”, una excelente iniciativa de un grupo de fonoaudiólogas dedicadas a producir canciones para enseñar a los niños a hablar y hacerlo correctamente. Tal vez tu mismo dijiste tus primeras palabras luego de escuchar repetitivamente estas entretenidas canciones educativas.

Pero… ¿cómo describen las universidades la formación de un fonoaudiólogo? En la UC destacan que “es un profesional formado integralmente en áreas científico-humanistas, especializado en las habilidades de la comunicación humana, en la motricidad orofacial y en la deglución. Es capaz de diagnosticar e intervenir los problemas en el ámbito del lenguaje, voz, audición, motricidad orofacial y la deglución; de modo de prevenir, pesquisar y tratar a personas y/o grupos durante las diferentes etapas de la vida”.

En la U. de Chile indican que “son profesionales de excelencia dedicados a estudiar la comunicación oral y sus trastornos, entregándoles las herramientas necesarias para prevenir, evaluar y tratar a los pacientes”, mientras que en la Universidad Autónoma de Chile (UA), manifiestan que el fonoaudiólogo es un profesional del área de la salud, formado para promover, prevenir, evaluar, diagnosticar e intervenir (habilitar y rehabilitar), aspectos de la comunicación humana en voz, habla, lenguaje y audición, así como deglución, motricidad orofacial y equilibrio a lo largo de todo el ciclo vital, favoreciendo y mejorando la calidad de vida de forma integral”.

Un aspecto muy ventajoso de esta carrera, es que el fonoaudiólogo puede desempeñarse tanto en los servicios de salud;  escuelas de locución, teatro o canto; escuelas de lenguaje; radiomisoras o canales de televisión; de forma particular atendiendo a domicilio, por ejemplo, a pacientes con trastornos neurológicos que hayan comprometido el habla.

“El fonoaudiólogo se desempeña con personas durante todo el ciclo vital, desde recién nacidos hasta personas de la tercera edad, incluyendo de esta forma un campo ocupacional tanto del ámbito de la educación como de la salud. No obstante, en estos momentos, la mayor empleabilidad de los fonoaudiólogos es en el ámbito educativo: Escuelas de lenguaje, Escuelas Especiales, Escuelas con Proyecto de Integración, etc.”, enfatiza la directora de Fonoaudiología de la Universidad Autónoma de Chile, Rebeca Pemjean, junto con opinar que lo más atractivo de Fonoaudiología es “la posibilidad de trabajar con personas, ayudándolas a desarrollar sus habilidades en algo tan importante para el ser humano como es la comunicación”.

Y ¿qué perfil debiera tener el joven para estudiar exitosamente esta carrera, según Pemjean “ser alguien con un gran espíritu de servicio  y la posibilidad de ponerse en el lugar del otro; una persona que pueda manejar adecuadamente sus emociones y ser tolerante a la frustración. Además, los jóvenes que decidan estudiar Fonoaudiología deben tener buenas habilidades comunicativas, verbales y no verbales”, advierte.

Un reclamo que sostienen en foros de internet los estudiantes de fonoaudiología de distintos planteles, es que a esta carrera (al igual que a Enfermería) le hemos dado tanto “boom” en los medios, como una carrera emergente, de buen futuro, etcétera, que dicen que el campo ya está saturado y que las rentas han disminuido, ¿qué opina usted al respecto?
-Efectivamente, en los últimos años se ha hablado mucho sobre Fonoaudiología como la carrera del futuro, debido a su alta empleabilidad y salarios competitivos en relación a otras carreras. Ha existido un ajuste a través de los años en relación a los ingresos de los profesionales del área, lo que sin duda, se relaciona con la mayor cantidad de ellos en el campo laboral, pero no considero que el mercado esté saturado y además, creo que los fonoaudiólogos debemos crear instancias para insertar nuestro trabajo en campos donde actualmente no estamos y es una necesidad: salud primaria, formación de docentes, etc. Con lo anterior, me refiero a que debemos contribuir a desarrollar nuevos campos de acción para nuestra disciplina.
 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo