Rectores criticaron "proliferación de universidades con intereses comerciales" y aseguraron que el Estado no debe financiarlas

Por Flor Guzmán

Hay un compromiso con el concepto de que la educación de las universidades estatales debe ser gratuita”. Con esa frase el rector de la Universidad de Chile, Ennio Vivaldi, resumió una de las conclusiones de la “Declaración de Santiago, documento que reúne las opiniones de los rectores que participaron en el “Encuentro de Universidades Estatales de América Latina”.

Reforzar los vínculos de cooperación entre las Universidades Estatales, garantizar el acceso a los estudios sin discriminación y en igualdad de oportunidades, y exigir recursos al Estado para el cumplimiento de su misión, fueron algunos de los puntos que los dieciocho representantes y rectores de la región acordaron en la “Declaración de Santiago”, documento que se desprende del “Encuentro de Universidades Estatales de América Latina”.

Respecto al documento, el Rector Vivaldi destacó que “hay un compromiso con el concepto de que la educación de las Universidades Estatales debe ser gratuita”. Fernando Sempértegui, Rector de la Universidad Central de Ecuador, afirmó: “Los rectores hemos llegado a acuerdos muy importantes acerca de la reafirmación de las Universidades Estatales en el desarrollo de nuestros pueblos, y hemos llegado a acuerdos que se relacionan con la importancia de la cooperación entre nuestras universidades en el escenario latinoamericano.”

En esa línea, Vivaldi llamó a fortalecer el financiamiento prioritario de las universidades estatales, ya que es deber del Estado y las universidades garantizar el acceso a estudios superiores libres de toda forma de discriminación y en igualdad de oportunidades. “El Estado tiene el deber de respetar la autonomía de las universidades y dotarlas de los recursos necesarios para que cumplan con su misión”, dijo la autoridad universitaria.

El acuerdo de los rectores reconoce el aporte de algunas universidades privadas sin fines de lucro al desarrollo de los países de la región, sin embargo, también reconoce perjuicios. “La proliferación en las últimas décadas de instituciones privadas con claros intereses comerciales o sesgos socialmente elitistas socava la concepción de la educación superior como un derecho social”, remarcó el rector. Asimismo,  rechazó el hecho que en algunos países estas instituciones privadas de interés comercial reciban apoyo directo o indirecto del Estado para expandirse. “Pensamos que esta situación debe revertirse y reorientar con claridad los recursos fiscales a la revitalización de un sólido sistema de educación pública en nuestros países”, concluyó tras el encuentro organizado por la Vicerrectoría de Extensión y Comunicaciones y la Dirección de Relaciones Internacionales de la Universidad de Chile, en el marco de su Aniversario 172.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo