Ricardo Sande asume presidencia de la FEUC con mensaje para terminar con “las pobrezas” de Chile

“Hablo en plural porque reducir la pobreza solo a la carencia material es no entender que nuestra realización como personas va mucho más allá de cuánto tenemos. Esas pobrezas que viven ocultas en el día a día y que abarcan todas las dimensiones del ser humano”, especificó Sande.

Por

“Nuestra tarea y deber es no claudicar en trabajar como estudiantes y ciudadanos por terminar con las pobrezas que existen en Chile”. Con estas palabras, el líder del Movimiento Gremial, Ricardo Sande, asumió el pasado viernes la presidencia de la Federación de Estudiantes de la Universidad Católica (FEUC), en una ceremonia en la que participaron estudiantes, autoridades y apoderados en el patio de Comunicaciones de esta casa de estudios.
 
En un ambiente cargado de emoción, y ante la presencia de cientos de personas, Ricardo Sande -estudiante de Derecho de la PUC– expresó que “me refiero a esas pobrezas que viven ocultas en el día a día y que abarcan todas las dimensiones del  ser humano, lo cual nos exige combatir la memoria de una nación que olvida la dignidad del necesitado y nos pide perder el miedo a decir la verdad, aún cuando ésta no concuerde con la opinión pública”.
 
Sande añadió que “esta pobreza, la de los bienes espirituales, es la que demanda la mayor y más dura respuesta nuestra. Porque no sólo queremos estructuras justas, sino sobre todo personas que libremente escojan hacer la justicia y practicarla en la vida social, en los diversos ámbitos: profesional, político, económico, y gremial”.
 
“Y la universidad debe formarnos para poder cumplir ese cometido. Esto es trabajar por esa sociedad en movimiento de la que tanto hemos hablado. Una sociedad que es movida por hombres y mujeres, una que se mueve en comunidad, una que se mueve con todos hacia ese Chile diferente”, agregó Ricardo Sande.
 
Cambios “con personas movilizadas”
 
Ricardo Sande explicó en el discurso que durante el mandato, será clave reivindicar que los verdaderos cambios sociales no vengan desde el Estado ni desde el mercado, sino que desde las personas movilizadas. “Con movilización no nos referimos sólo a la legítima protesta, sino a la construcción de soluciones. Es un llamado que interpela e incomoda, es el camino largo, es decir, que preocuparse sirve mucho, pero ocuparse sirve aún más”, precisó.
 
En este contexto, Sande afirmó que “queremos hacer una Federación que sea un espacio para los estudiantes y con vocaciones personales para cambiar el mundo. Una FEUC en movimiento es la que trabaja de forma incansable por la erradicación de todas las pobrezas”.
 
Asimismo, el nuevo presidente de la FEUC destacó que “nuestra actuación pública estará guiada por defender desde lo universitario, no sólo una sociedad libre, sino también responsable. Porque la libertad cobra sentido cuando está orientada al bien”.
 
Respecto a cómo esperan construir una alternativa verdaderamente universitaria, pero también formadora de líderes en todos los campos del mundo académico, social, cultural y político, Sande dijo que “nos queremos tomar en serio la misión y visión de la Universidad Católica en un mundo donde resulta difícil decir las cosas por su nombre y las verdades en toda su complejidad”.
 
Sande cerró la ceremonia de cambio de mando agradeciendo a los presentes y a quienes confiaron para forjar su camino para llegar a la presidencia de la Federación: “Les doy las gracias por darnos la oportunidad de trabajar por ustedes. Sabemos que no podemos fallarles… y no les fallaremos. Ha sido un camino largo y difícil. Pero hoy, al igual que ayer, les voy a decir que tenemos un compromiso con la historia, y ese compromiso es cambiarla. La invitación es a que desde hoy, la cambiemos juntos”, finalizó.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo