Ningún alumno chileno domina habilidades computacionales complejas

Por Flor Guzmán

Los estudiantes chilenos saben usar menos el computador que los de muchos otros países de la OCDE. Así lo concluyó el primer Estudio de Alfabetización Computacional y Manejo de Información a Nivel Internacional (ICILS) 2013, desarrollado por la Asociación Internacional para la Evaluación del logro Educativo (IEA) y, en Chile, en conjunto con la Agencia de Calidad de la Educación. 

El estudio busca descubrir cuán preparados están los estudiantes para estudiar, trabajar y desenvolverse en la era de la información, por lo que trata de medir las habilidades individuales para usar los computadores no sólo para navegar, sino que para investigar, crear y comunicar. A nivel global la prueba reveló que los estudiantes no tienen las habilidades necesarias para resolver las tareas más complejas, algo que en Chile también aplica y que incluso se profundiza: los estudiantes chilenos obtuvieron 487 puntos, lo que lo deja bajo la media fijada en 500 puntos.

El país que obtuvo el mejor puntaje fue República Checa (553), seguido por Canadá (547), Australia (542) y Dinamarca (542). El estudio distribuye a los estudiantes en cuatro niveles, enumerados del 1 al 4, donde 1 representa las habilidades más básicas y el 4 las más complejas, como armar mensajes comunicacionales y usar softwares.

Según concluye el estudio, ningún alumno chileno alcanzó o superó el nivel 4, lo que quiere decir que no han tienen las habilidades computacionales más desarrolladas. “No demuestran dominar tareas tales como seleccionar entre varios resultados arrojados por un motor de búsqueda, aquel que cumple con los requerimientos de búsqueda especificados, crear un diseño balanceado de texto e imágenes para una planilla informativa o reconocer la diferencia entre aspectos legales, técnicos y sociales al usar imágenes para subirlas a un sitio web”.

En tanto, el 13% de los estudiantes chilenos evaluados se ubica en el nivel 3, lo que implica que logran realizar tareas relativamente complejas, como “evaluar la credibilidad de información presentada”.

La mayoría en realidad se ubica en el nivel 1 y 2. El 30% precisamente en el segundo nivel, lo que indica que el alumno “demuestra dominar tareas como insertar información en una celda o localizar información explícita sencilla dentro de un sitio web con varias páginas”, remarca la evaluación internacional.

En el nivel 1 quedó el 40% de los estudiantes chilenos evaluados, quienes pueden “resolver tareas sencillas tales como abrir un link en una nueva pestaña, insertar o recortar una imagen”, según ICILS.

Un 18% quedó bajo el nivel 1, lo que significa que “no logran demostrar sistemáticamente las habilidades del nivel de desempeño más bajo”.

Para Rodrigo Herrera, Director de la Escuela TIC de AIEP, el origen del mal manejo de los estudiantes frente a un computador radica en que en los colegios no se fomenta el uso de las tecnologías de la información y las habilidades computacionales. “La piedra angular en la educación es el docente, de quien nos hemos olvidado de entregar un nivel de formación y alfabetización digital acorde a los tiempos. Y no hablo sólo de los profesores que enseñan Tecnologías, sino de absolutamente todos los maestros que de una u otra forma usan tecnologías en sus disciplinas y gestión”, dice Herrera.

Otro factor que incidiría en que los estudiantes no desarrollen habilidades más complejas en el área es que no ven al computador y la tecnología en general como una herramienta, sino que más bien como una plataforma de entretención. Según Eduardo Gómez, Gerente Vertical Financiera de COASIN Business Solutions, para los niños y adolescentes “el computador es utilizado sólo para mirar las redes sociales y jugar, en desmedro del uso de instrumentos tales como el Office, el que sólo manejan a nivel muy básico”.

Brecha por ingresos económicos

La evaluación reveló también que en Chile hay una gran diferencia entre los alumnos, dependiendo de su nivel socioeconómico (NSE). Quienes pertenecen a establecimientos de un grupo socioeconómico bajo obtuvieron sólo 436 puntos, mientras que quienes pertenecen a colegios de NSE alto lograron 544 puntos.

La prueba también arrojó una brecha de género: en todos los sistemas evaluados las mujeres obtuvieron un mayor puntaje que los hombres. A nivel internacional, hubo una diferencia promedio de 18 puntos entre mujeres y hombres y fue Corea del Sur donde hubo mayor distancia entre ambos. En Chile la diferencia según sexo fue de 25 puntos, favorable a las mujeres.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo