Más de 900 denuncias recibió la superintendencia por cancelaciones irregulares de matrícula

Por publimetro

El último reporte de la Superintendencia de Educación sobre “no renovación de matrícula” da cuenta de 981 denuncias recibidas por esta causa entre enero y noviembre de este año, de un total de 10.925 presentadas en total al organismo.

La cifra representa un 33,5% menos con respecto al mismo periodo del año pasado, sin embargo, sigue siendo preocupante, pues es el segundo ítem más denunciado, después de  “maltrato escolar”, según informó la superintendencia.

“Ningún alumno puede quedar sin estudiar, independientemente de su comportamiento, rendimiento académico o antecedentes socioeconómicos”, dijo el superintendente de Educación, Alexis Ramírez

Los casos de no renovación de matrícula obedecen mayoritariamente a causas de “disciplina escolar” con 610 denuncias (62,1%), luego viene “rendimiento académico” con 183 (18,6%), “problemas con apoderados” con 125 (12,7%) y “razones económicas” con 63 (6,4%). En “disciplina escolar” aparecieron antecedentes como anotaciones, condicionalidad, peleas con otros estudiantes, déficit atencional, atrasos e hiperactividad. En un muy bajo número figuran el consumo de drogas y agresiones a docentes.

“La ‘no renovación de matrícula’ por problemas conductuales es una medida extrema, excepcionalísima y última, legítima solo cuando efectivamente la situación implique un riesgo real y actual (no potencial o eventual), para algún miembro de la comunidad. Esta sanción debe estar contenida en el reglamento interno y siempre se debe aplicar conforme a un justo proceso, donde el estudiante puede hacer sus descargos y pedir que la sación sea revisada”, dijo Ramírez, quien advirtió que muchas veces los establecimientos sancionan a un alumno con la cancelación de matrícula por acumulación de faltas leves, lo que es improcedente. “La sola repetición de ciertas conductas asociadas a faltas leves, como atrasos, acumulación de anotaciones y otras faltas menores, no pueden ser consideradas como un agravante que justifique la ‘no renovación de matrícula’”, remarcó el superintendente.

Ramírez explicó que tampoco se puede cancelar la matrícula a estudiantes con déficit atencional o hiperactividad, dado que esto constituye una infracción a la normativa por discriminación arbitraria.

Al revisar las estadísticas por niveles educativos, el mayor número de afectados se encuentra en primero medio, con 149 denuncias (15,1%), seguido de séptimo y octavo Básico, con 90 denuncias cada uno.

Además, al analizar por tipo de establecimiento los que más reciben denuncias pertenecen al sector particular subvencionado con 661 denuncias (67,3%), seguido del municipal con 146 (14,8%), por el particular pagado con 101 (10,2%) y por los de administración delegada con 13 (1,3%).

En cuanto a género, la medida afecta más al sexo masculino (60%) que al femenino (40%).

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo