Presidente de la Feuc pide con indicación que no cierren colegios "de calidad" por reforma

“Hay que ir un paso más allá, no sirve de nada tener opciones si todas son malas. Requerimos que existan buenas opciones, de excelencia, entre las cuales las personas puedan elegir”, dijo Ricardo Sande.

Por

“No existe verdadera libertad sin diversidad de opciones, y no puede existir diversidad de opciones sin equidad, esto es, que todos puedan acceder a opciones distintas”. Con estas palabras, comenzó su alocución el presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad Católica (FEUC), Ricardo Sande, frente a la Comisión de Educación del Senado, a la que le presentó una indicación a la reforma que pone fin al lucro, al copago y a la selección.
 
“En ningún caso la implementación de la presente ley podrá tener como resultado la renuncia forzada de los sostenedores al reconocimiento oficial, o el cierre de sus establecimientos, por causas no imputables al propio sostenedor, cuando dichos establecimientos cuenten con una calificación de desempeño alto por la Agencia de la Calidad de la Educación, conforme a lo previsto en el artículo 17 de la ley N° 20.529. El Estado deberá garantizar y promover que los establecimientos que entreguen una educación de calidad, permanezcan en el sistema”, sostiene la indicación presentada por Ricardo Sande.
 
“Queremos que existan opciones de excelencia en la educación para que los padres puedan elegir y que sus hijos puedan desarrollarse sin importar el lugar de donde vienen”, añadió Sande, en una exposición que duró poco más de una hora y en la que entregó un informe con indicaciones a la Comisión de Educación.
 
En su exposición, Ricardo Sande enfatizó la importancia de la libertad y de una sociedad pluralista, donde el verdadero garante de la educación de los hijos, son los padres y no el Estado. “No sólo tienen el derecho sino que el deber de educar corresponsablemente”.
 
Asimismo, el líder gremialista complementó esta visión, señalando que “hay que ir un paso más allá, no sirve de nada tener opciones si todas son malas, requerimos que existan buenas opciones, de excelencia, entre las cuales las personas puedan elegir”.
 
En relación a los “Fines Educativos”, contenido en la Ley de Subvenciones de la reforma que plantea el gobierno, el presidente de la FEUC, subrayó que “si el Estado dice en qué se pueden gastar los recursos, el precedente es que el propio Estado puede terminar definiendo qué enseñar. Podemos terminar aplicando este principio en todo el sistema educacional con fondos públicos”.
 
Copago y selección
 
Sande propuso que “en vez de eliminar el copago, el Estado subsidiariamente debiese entregar los recursos a los niños más vulnerables para que todos puedan copagar. Hay que aumentar la libertad, no las restrinjamos más”.
 
Frente a la selección, el dirigente de la PUC, argumentó que el proyecto de la  selección “parte de una premisa equivocada, que es cambiar la cultura del mérito, de las habilidades, por la cultura de la suerte, por una tómbola. No todas las escuelas entregan una buena educación. Hay escuelas de excelencia y otras abiertamente malas. El problema surje al extrapolar esta lógica a la educación superior, como una reforma desagregada”.
 
En esta línea, ejemplificó esta situación diciendo que en muchos casos, para un niño vulnerable y su familia, la única vía que tienen para acceder a una universidad de excelencia, es quedar en liceos emblemáticos.
 
“Esas familias no se esfuerzan de primero a cuarto medio para tener un buen NEM (notas de eneseñanza media) o Ranking. Lo hacen desde la básica. Es injusto que ese esfuerzo, queramos reemplazarlo por una tómbola”, subrayó Sande.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo