Conoce al esforzado hijo de un vendedor de escobas que fue puntaje nacional en la PSU

Por Jaime Liencura

Obtuvo 850 puntos en la PSU de matemáticas y barrió con los abrazos en su casa. Porque Gonzalo Antonio Cáceres Orellana, de 17 años, es el hijo único de un vendedor de escobas. Es, además, todo un orgullo para la comunidad de Limahue, Malloa, en la Región de O’Higgins, que es donde vive.

Evangélico de religión, el primogénito de los Cáceres Orellana es también el orgullo del Liceo Politécnico Tomás Marín de Proveda, de Rengo. Ello, pues este joven titulado de la carrera técnica de contador es el único puntaje nacional que estudió en un liceo técnico profesional. “Es gratificante igual, pero que sea el único demuestra que hay mucha desigualdad (entre los colegios)” indicó orgulloso a Publimetro.
 
“Todavía estoy como en shock, porque me han llamado mucho: los compañeros, los amigos, los familiares, la prensa y las universidades ofreciéndome becas”, dice Gonzalo, que quiere estudiar o en la UC o en la Chile.
 
¿Qué lo hará inclinarse por una o por otra? Según él, el prestigio y las becas que puedan ofrecerle. Porque para estudiar deberá trasladarse a Santiago y en la Capital no tiene familiares que lo puedan acoger. Además, proviene de una familia humilde, donde el dinero no abunda. “Mis padres están muy felices por este logro, ellos siempre que inculcaron que debía estudiar desde muy pequeño. Eso fue fundamental en mi desarrollo. También, están muy agradecidos de Dios”, señaló. 
 
Educación de calidad
Tras obtener egresar de cuarto medio con un 6,9 y obtener un NEM general de 681 (porque en años anteriores obtuvo otros promedios), cree que la educación debe ser gratuita en todos los niveles. “Gratis, sí, pero más importante que eso, es que sea de calidad. No tiene sentido que sea gratis y mala: debe ser gratis y buena”. 

Humilde de corazón, el muchacho que toca guitarra desde los 6 años y que pertenece al coro de la iglesia recalca lo orgulloso que se sienten sus padres. Tanta es la alegría que ambos lo acompañarán a la cita que tiene el lunes en La Moneda donde, junto a otros puntajes nacionales, desayunará con la presidenta. “Me parece que es un gran reconocimiento”, indica el muchacho.
 
Si tuvieras que cuantificar tu conformidad con el puntaje obtenido, de 1 a 100, dirías que es:
a) 80
b) (25 x 2) + (75 -25)
c) 1
 
Respuesta: B, porque estoy muy contento con el puntaje
 
Desayunar con la presidente es un concepto similar a:
a) 1, 2, 3, es decir, algo que pertenece al conjunto de lo natural
b) 1/2, 1/4, 3/4, es decir, decir que pertenece al concepto de lo racional
c) 1,347894…; 3,1418…, es decir, algo del conjunto de lo irracional
 
Respuesta: Diría que d) algo del conjunto de lo imaginario, que son números más abstractos
 
La PSU:
a) Fue como resolver una ecuación de segundo grado que incluye un logaritmo: bien difícil
b) Fue como una operación que termina con una multiplicación por cero: súper fácil
c) Fue como encontrar X en un triángulo rectángulo, teniendo el valor de la hipotenusa y el seno de uno de los ángulos: Largo, complejo a ratos, pero fácil al final
 
Respuesta: C, más que nada por lo extensa que era
 
Finalmente, qué puntaje obtendría esta entrevista:
a) 850
b) 600
c) 350
d) Queda debiendo puntos porque deja mucho que desear
 
Respuesta: a) 850, por supuesto. 
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo