Algo necesario en tu nueva etapa en la educación superior: documentales que inspiran el debate

Discutir sobre distintos puntos de vista de una realidad, hecho o idea, es una acción que se promueve en las aulas universitarias. Entonces para que te vayas acostumbrando a ello, acudimos a un experto quien nos recomendó varios documentales que inspiran el debate

Por publimetro

“Si nos concentramos en la reflexión sobre promover el debate entre los jóvenes recién egresados de la enseñanza media y que ahora ingresan a los estudios superiores, tal vez lo interesante es pensar en documentales que puedan dar cuenta de versiones sobre el desarrollo del acontecer histórico, institucional chileno, de manera alternativa, es decir, documentales que puedan hacer un relato complementario, contrapuesto a aquellos que los estudiantes han conocido de manera unidimensional o no, durante su etapa escolar, y en relación con eso hay algunos documentales que motivan el debate sobre las instituciones. No son del año 2014, pero son relativamente recientes, y todos corresponden a obras audiovisuales muy consistentes”, expresa Pablo Corro, académico del Instituto de Estética de la Universidad Católica de Chile y experto en Teoría del Documental.

Corro propone ver los documentales chilenos “El diario de Agustín” de Ignacio Agüero; “El edificio de los chilenos”, de Macarena Aguiló y Susana Foxley; “Nostalgias de la luz”, de Patricio Guzmán; “Propaganda” del colectivo MAFI; “El mocito”, de Marcela Said; más otros que a continuación destacamos.

 “Cuentos sobre el futuro”, de Pachi Bustos (Chile, 2012)

“Este documental permite a los estudiantes reflexionar sobre temas relacionados con las oportunidades de vida y el ascenso social de los grupos más precarios en términos socio-económicos en Chile”, expresa Corro. 

Sinopsis: Cuentos sobre el futuro muestra la historia de cuatro jóvenes que viven a orillas de Santiago. Cuando niños participaron en un taller de video para hacer un noticiero sobre los problemas del barrio y el documental muestra sus vidas 20 años después. Los retrata cuando ya son adultos y deben construir sus vidas en un país que no les da muchas oportunidades, pues encontrar un trabajo o tener una casa les conlleva una larga espera. La falta de oportunidades es parte del paisaje y el paso de sus días retrata un Chile donde, a pesar de todo, los sueños permanecen. Cabe destacar que este documental tuvo su preestreno en el Festival Internacional de Cine de Santiago SANFIC 8, donde logró el Premio a la Mejor Película Nacional. También ganó el Tercer Premio Coral del Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana (2012), el Premio del Público en el Festival Encuentros del Otro Cine en Ecuador (2013), y varios otros galardones en festivales nacionales.

“Malditos”, de Pablo Insunza (Chile, 2004)

“Es un documental sobre la escena rock chilena durante la década de los 80, que entrega una perspectiva sobre una escena underground a nivel musical, a nivel artístico general”, dice el académico de la UC.

Sinopsis: En Santiago de Chile, año 1986, Álvaro y Roli se conocen en la calle y al poco tiempo forman la banda punk más importante de nuestro país: Los Fiskales Ad-Hok, e inician así su propia lucha contra el régimen militar. Malditos es un documental que habla de esos locos y difíciles días, donde a través de una mirada íntima va recorriendo la vida de este grupo y registrando parte de la historia de sus protagonistas en aquella época.

“Actores Secundarios”, de Pachi Bustos y Jorge Leiva (Chile, 2004)

“También es un documental sobre la cultura chilena, que pareciera enfocarse en el movimiento secundario, en el movimiento estudiantil, en sus luchas políticas al final de la dictadura, pero aborda mucho la cultura de los jóvenes adolescentes en la década de los 80, qué música escuchaban cuando tenían una cierta filiación política ideológica, cómo se vestían, qué lugares recorrían, qué imaginería consumían”, explica Corro.

Sinopsis: Usando como punto de partida un inocente sketch colegial donde liceanos recrean una toma en tiempos de Pinochet, este documental pasa revista a uno de los aspectos menos conocidos de la resistencia al régimen militar: el movimiento secundario. A través de entrevistas, imágenes de archivo y una espléndida colección de fotos de la época, Actores Secundarios revive la épica perdida de una generación. La de aquellos que, sin cálculo político ni hambre de poder, salieron a la calle a pelear contra lo que presentían injusto y antidemocrático. Se compartan o no las ideas de algunos de los entrevistados -muchos de los cuales hoy han seguido caminos opuestos entre sí- este es un documental de peso, que hacia el final apuesta por las emociones más dignas y también por las conclusiones más amargas. En su limitado paso por la pantalla grande, tuvo una histórica permanencia en el Cine Arte Alameda.

Documentales internacionales

“Cooking history”, de Peter Kerekes (Austria, 2009)

“Este es un documental muy premiado en el mundo, muy hermoso, muy conmovedor, cuya originalidad tiene que ver con que accede a relatos de escenarios bélicos del S.XX y de un poco más adelante, a través de los testimonios de los cocineros y panaderos de la guerra”, destaca Pablo Corro. 

Sinopsis: Pese a que los libros de texto nunca los mencionan, los chefs militares han sido determinantes a lo largo de la historia y las necesidades cotidianas de millones de estómagos armados, han influido en victorias y derrotas. Cooking history es un retrato de estos chefs europeos que sirvieron a diferentes ejércitos y fueron testigos de las guerras europeas en el siglo XX. Sus recuerdos nos dan una visión de los hechos históricos que difieren, en algunos aspectos, de la versión convencional explicada en los libros o archivos. Las historias personales de estos testigos olvidados y la franqueza de sus anécdotas transmiten un sentido de la vida y de la muerte en el aparato de la guerra, un sentimiento de esperanza, nostalgia y estrategias de supervivencia en medio de la destrucción y la desesperación. 6 guerras, 10 recetas y 60.361.024 muertos son los ingredientes de este documental donde se explica el pasado como nunca antes se había hecho.

“Shoah”, de Claude Lanzmann (Francia, 1985)

“A nivel global, recomiendo para debatir sobre cuestiones éticas profundas, existenciales, de orden trascendental, este mega documental sobre el Holocausto, donde Lanzmann entrevista a muchos sobrevivientes de los campos de exterminio y trata de entrevistar a algunos ex soldados, ex funcionarios militares, que participan como victimarios en estos campos de concentración, algunos nazis, y es muy interesante la dimensión testimonial, planos de relato, que algunos no ha dimensionado probablemente en la descripción escolar, oficial, que se ha hecho en esas maquinarias de exterminio”, afirma el especialista en Teoría del Documental. 

Sinopsis: Shoah (que en hebrero quiere decir “catástrofe”), es un documental de historia oral, filmado en un tiempo de diez años en diferentes continentes. Reúne testimonios, en primera persona, de víctimas, testigos y verdugos del exterminio de las comunidades judías durante la Segunda Guerra Mundial. Cada uno de los invitados a participar en el documental narra su personal vivencia de los sucesos relacionados con el Holocausto. Cabe destacar que Shoah dura más de 5 horas y que sus testimonios se publicaron en un libro homónimo, traducido al español, en 2003.

“El Sacrificio”, de Erik Gandini & Tarik Saleh (Suecia, 2001)

“Es un documental interesante sobre figuras políticas históricas. Aquí se revisa el relato de la muerte del Che Guevara en Bolivia, y donde se inculpa al argentino Ciro Bustos (quien estaba con el Che), como quien delató la posición militar del Che en Bolivia. Y se desmiente el relato del filósofo francés Régis Debray. A él se le culpa y se plantea que la tesis que se conocía es muy frágil”, relata Corro. 

Sinopsis: El 9 de Octubre de 1967 a las 1.10 PM, el sargento Mario Terán entró al cuarto donde estaba cautivo Che Guevara y le disparó. Tras un año de lucha guerrillera en Bolivia junto a un pequeño grupo de 52 camaradas, el Che estaba muerto. El sueño de unir a Latinoamérica a través de una Revolución armada había tocado a su fin. Los libros de historia apuntaron como culpable de la muerte del Che a su antiguo teniente Ciro Bustos. Cuando este fue capturado dibujó retratos del Che para el ejército Boliviano que terminaron identificando al guerrillero más buscado de la época. Desde entonces Ciro Bustos ha vivido en silencio. 40 años más tarde el capítulo del asesinato del Che sigue abierto y traslada su acción a Malmo, Suecia, donde vive el “traidor oficial”. Ciro Bustos se presta a hablar ante las cámaras por primera vez en mucho tiempo. Con su testimonio una sombra de duda recae sobre el otro protagonista vivo de la historia, el intelectual francés Régis Debray.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo