Hoy viajan los "pingüinos sin fronteras" a Canadá y más de 300 estudiantes han sido becados

Por Flor Guzmán

Alcanzar un nivel avanzado de inglés que le abra las puertas a otras culturas es una de las cosas por las que Valentina Mariangel (16) ha querido siempre participar de algún tipo de intercambio. Ella es parte del grupo de 40 alumnos de colegios municipales y particulares subvencionados de todo Chile que viajará a Canadá este miércoles para estudiar un semestre en establecimientos educacionales de dicho país, en el marco del programa “Pingüinos sin fronteras” de Corfo.

“Lo que más me entusiasma es la posibilidad de conocer harta gente, no sólo de Canadá sino de distintos países, porque dicen que Canadá es tan multicultural (…) Acá no tengo cómo practicar inglés. No estoy muy acostumbrada a hablar, no tengo mucha práctica ni contactos como para hablar, estoy acostumbrada a escribir pero no es lo mismo”, aclaró la joven estudiante que acaba de pasar a tercero medio en el Liceo Experimental UMAG de Punta Arenas y que quiere estudiar medicina.

Nicolás Muñoz (18), quien hace dos años viajó a Canadá por el mismo programa aseguró que efectivamente es una experiencia que ayuda a mejorar enormemente el nivel de inglés. “Uno llega allá y cree que sabe todo en inglés, pero en realidad sabe súper poco. Uno aprende a manejarse en la vida allá en inglés, a pedir cosas, direcciones, a interactuar y mantener conversaciones como corresponde”, enfatizó el joven egresado del Instituto Presidente Errázuriz de Las Condes.

En lo que va de “Pingüinos sin fronteras” 317 alumnos han viajado a Canadá o Nueva Zelanda y en el segundo semestre de este año otros 80 viajarán. Durante su estadía los jóvenes serán acogidos por familias canadienses cuidadosamente seleccionadas en cinco ciudades del país: Ottawa, Vancouver, Victoria, Winnipeg y Calgary.

El Objetivo del Programa es que los alumnos puedan sumergirse en esta nueva cultura para adquirir una visión más amplia y completa del mundo antes de entrar a la educación superior o a trabajar, perfeccionando también su inglés y aumentando así su capital socio-cultural y sus posibilidades de empleabilidad en el futuro. “Con este programa ayudamos a nivelar la cancha y a ampliar los horizontes de más jóvenes de familias de ingresos medios y bajos, para quienes viajar al extranjero no es fácil. La experiencia de vivir en otro país, con otro idioma y una cultura distinta a la nuestra, es un aprendizaje para toda la vida y una vivencia para compartir con la familia y amigos. Esto ayuda a abrirle el mundo a los jóvenes y a que sientan que sus sueños no tienen fronteras”, explicó el Ministro de Economía, Luis Felipe Céspedes.

Precisamente Nicolás Muñoz reconoce que el intercambio cultural fue uno de los aspectos más relevantes del programa. “Es lejos la mejor experiencia que he tenido hasta ahora. Fue genial conocer a tantas personas, gente de ese país y de otros y que uno nunca piensa que los va a conocer. Los conocimientos que uno adquiere realmente te cambian la vida, porque conoces de todo allá y aprendes además a ser más independiente y a acercarte a otras culturas”, remarcó el joven que ingresará en marzo a estudiar medicina veterinaria en la Universidad Mayor.

Según explicaron desde Corfo, los estudiantes fueron seleccionados entre los mejores alumnos de segundo medio de los colegios municipales y subvencionados que obtuvieron los mejores resultados en el SIMCE de inglés el 2012. Además, dentro de los requisitos figura contar con excelencia académica en los dos cursos anteriores al que actualmente se encuentren cursando (promedio general mínimo de 5,5 en cada uno de ellos) y con un promedio mínimo de 6,0 en inglés. Los candidatos además rindieron el examen de inglés Toefl Junior y pasaron por diversas pruebas psicológicas.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo