El 40% de los programas educativos ofrecidos en Chile son vespertinos

Por Flor Guzmán

Este año la educación superior en Chile ofrece 11.424 programas en total en la enseñanza de pregrado, de los cuales 4.779 son impartidos por universidades, 3.857 por institutos profesionales y 2.685 por centros de formación técnica. Así lo indica información entregada por el portal Mi Futuro del Mineduc.

Del total de la oferta de programas, un 55,3% son de tipo diurno y un 39,8% vespertino, exactamente el mismo porcentaje que tenía la distribución del número de programas el año pasado.

En tanto, la matrícula en el formato vespertino ha aumentado a mayor velocidad si se compara con el sistema diurno, algo que se corrobora al analizar la tasa de crecimiento: 43% la del vespertino versus un 15% la del diurno.

“No hay mucha diferencia en cuanto a la regulación que existe para una carrera diurna o vespertina, tienen que cumplir con los mismos requisitos, como elaborar perfil de egreso, contar con infraestructura adecuada, contar con un plantel docente calificado y otros más, algo que es una señal positiva, porque indica que se considera que tienen la misma importancia”, explicó Judith Scheele, investigadora del Centro de Políticas Comparadas de Educación (Cpce) de la Universidad Diego Portales.

Si se analiza la jornada por tipo de institución, se observa que la oferta diurna se centra en universidades y la vespertina en los institutos profesionales. Del total de la oferta vespertina, un 38,9% es impartida por los IP. En tanto, de todos los programas que ofrecen los institutos, un 45,9% es vespertino.

Según la académica el amplio alcance del número de programas vespertinos se relaciona con la continuidad de estudios -continuar una carrera profesional tras una técnica o complementar la formación técnica con un título técnico profesional, por ejemplo- y con la posibilidad de coordinarlos con el trabajo y la familia. La importancia, asegura, es tener un sistema lo suficientemente coordinado.

“Lo que se ve en otros países es que en vez de ofrecer carreras vespertinas  ofrecen carreras de media jornada, lo que les da una oportunidad a las personas de seguir trabajando medio día o media tarde. Similar a lo que ocurre acá. Lo que es importante eso sí es que exista una coordinación y una articulación entre programas que permita una sencilla transición, que evite la deserción y asegure la finalización de los estudios en un tiempo adecuado”, remarcó Scheele.

Disminución de la oferta

Según información de mifuturo.cl, entre el 2011 y el 2015 la oferta de programas de pregrado en formato vespertino cayó un 17,4%, pasando de ofrecer 5.512 programas a 5.551. Sin embargo, esto se inserta en un contexto global de ajuste, ya que en general el número de programas del sistema disminuyó un 19,2%. Para Scheele esto podría responder a un proceso de ajuste natural tras un proceso inicial en el que hubo un aumento sostenido e incluso explosivo por algunos años

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo