739 establecimientos decidieron pasar a la gratuidad el 2016

Eso según cifras preliminares del Mineduc. Al respecto, la ministra del ramo se mostró satisfecha, y calificó los números como un espaldarazo a la iniciativa que entrará en vigencia a partir de marzo de 2016.

Por ANDREA FUENTES

Hoy venció el plazo para que los establecimientos presentarán al ministerio de Educación su intención de acogerse a la propuesta del Gobierno, transformándose en colegios gratuitos, o si pasarán a ser particulares el 2016

Pese a que las autoridades todavía no manejan una cifra exacta, el balance hasta el momento es positivo. De acuerdo a las autoridades, el porcentaje de colegios que se sumó a Ley de Inclusión, medida que busca poner fin al copago financiado con recursos públicos, es alto. Al menos así lo indicó la ministra del ramo, Adriana Delpiano, quien señaló que de los 1100 colegios que podían hacerlo, 739 decidieron incorporarse a la gratuidad.

“Esto significa que 228.481 familias a partir de marzo del próximo año educarán a sus hijos en los mismos colegios, pero sin pagar absolutamente nada. Lo hemos querido destacar, porque hubo muchas voces que miraron con angustia y desconfianza este proyecto, y creemos que estas cifras reflejan la confianza que los sostenedores han tenido en el sistema, y la confianza que deben tener las familias al educar a sus hijos en estos colegios. Con esta medida las familias podrán dirigir estos recursos a otras necesidades, por lo que estamos muy conformes”.

Respecto al tipo de establecimientos que manifestaron voluntariamente su intención de adherir a la gratuidad, la ministra indicó que se trata de un universo muy variado, ya que “hay algunos que pertenecen a una cadena de colegios muy prestigiosa, a la Sociedad de Instrucción Primaria, a la Iglesia, a colegios privados, etc”.

Si un alumno de educación básica en un colegio particular subvencionado recibía por subvención aproximadamente 60 mil pesos ahora esa cifra se elevaría a 202 mil pesos. “Aquí estamos dando una señal de fortalecimiento a la educación pública. Estamos dando pasos como país para tener una educación más inclusiva y garantizarle a las familias, independiente de su origen, de que vamos a llegar al año 2018 con un 92% de los niños de chile educándose gratuitamente. Ése es el compromiso de la Presidenta y eso es lo que se está cumpliendo”.

Fuga de colegios

Una de las principales críticas que plantearon los opositores a la medida del Gobierno fue la posible fuga de colegios al sistema privado. Hasta el momento sólo 20 colegios manifestaron que realizarán esa transformación. Sin embargo, y pese a que la cifra es menor, hay quienes estiman que esto aumentaría significativamente a partir de marzo de 2016, fecha en que entraría en vigencia la ley.

En ese sentido, Felipe Kast, diputado de Evópoli, y miembro de la Comisión de Educación de la Cámara Baja, denuncia que la nueva ley perjudica directamente a la clase media. “Ya se están viendo las consecuencias. Más de una decena de colegios decidieron pasar a ser particulares pagados. Esas familias van a quedar sin la subvención del Estado, y son familias de clase media que se verán obligadas a endeudarse para pagar la educación de sus hijos”.

Para Kast la situación es grave. “El Gobierno tiene que hacer un mea culpa, porque cuando nos dijeron que esto no iba a ocurrir (la fuga de colegios), desgraciadamente sí ocurrió. Hoy más de un millón de alumnos se ha ido de la educación pública, por lo tanto aquí partimos al revés. En vez de mejorar la educación pública se comenzó pegándole a los colegios particular subvencionados, perjudicando directamente a la clase media”.   

La prueba será el 2017

Aunque hoy se vivió una fecha importante para ley que pone fin al copago, la selección y el lucro en los colegios que reciben aportes del Estado, será en diciembre de 2017 cuando los sostenedores deberán decidir si se convertirán definitivamente o no en corporaciones sin fines de lucro. Por lo mismo, a juicio del presidente de la Corporación de Colegios Particulares de Chile, Hernán Herrera, el verdadero impacto de la ley no se apreciará hasta entonces. “La verdadera prueba será el 2017. Ésa es la fecha en donde sabremos realmente si es que pasan a particular pagado, si se desvinculan del sistema o si se transforman en corporaciones. Entonces no es válido hacer un hito de esta situación, donde simplemente se traspasa un número indeterminado de colegios a la gratuidad. Me parece poco serio, porque la oferta que se les está haciendo a los padres y apoderados no es una oferta de calidad, es simplemente una oferta de gratuidad”.

Por ello, el representante de los colegios privados indica que “lo que hubiésemos esperado por parte de las autoridades, más que ponerse empecinadamente en traspasar colegios a la gratuidad, era que trabajara en la calidad. Se podrían haber tomado lo que son las platas por subvención, sumarles los aportes de las familias, y por sobre eso hacer un aporte adicional de manera de incrementar los recursos y mejorar. Para nosotros lo de ahora no es más que un plan comunicacional del Gobierno para decir que la Reforma ha funcionado. Se han entregado un sin número de cifras y estimaciones diferentes, pero lo que a nosotros nos preocupa es que una vez más el Gobierno y el ministerio de Educación nos tienen metidos en una discusión de números, y no en una discusión que apunte a mejorar la calidad de los establecimientos”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo