El peculiar método de aprendizaje del liceo que superó al Instituto Nacional

Esta metodología -según su director- sería la responsable de que este año subieran ocho puntos y se posicionaran como el establecimiento municipal con el mejor promedio PSU.

Por Macarena Carrasco

Aprendizaje de: anticipación, desarrollo y ejercitación. “Aprenade” es el nombre de la estrategia educativa que hace 4 años se aplica a los alumnos del Liceo Augusto D’Halmar, establecimiento municipal en Ñuñoa, que se coronó primero en el ranking de promedios PSU con 664,72 puntos.

Comenzó a impartirse en sus aulas el año 1995 con el nombre de “Compromiso Integral Protagónico”. Este impulsaba a los estudiantes a tener una actitud mental positiva hacia el estudio, una mirada integradora y a ser protagonistas de su formación. Pero fue en el año 2013 cuando se llevó al mundo digital y se aplicó bajo el nombre de “Aprenade”.

¿Cómo funciona su método?

En la página web del liceo (www.liceoaugustodhalmar.cl) los docentes anticipan toda la materia de sus cursos, con guías y links, incentivando a los alumnos a informarse por su cuenta, para luego ser participantes activos e informados en la sala de clases. Este desarrollo va acompañado de un compromiso total de los apoderados que asisten a una “Escuela para padres”.

Esto, según explica a Publimetro su director Jaime Andrade, motiva a los alumnos a convertirse en protagonistas e investigadores. “Llegan a la clase y no es la primera vez que ven la materia, eso forma debate. La ejercitación de la materia lleva a que no se olviden los aprendizajes”, explica. 

21 años lleva Andrade a la cabeza de este liceo, fundado en 1955 y que enseña a alumnos de séptimo básico a cuarto medio. Por sus salas pasaron jugadores de fútbol como: Marcelo Salas o Johnny Herrera y artistas como Myriam Hernández. El 50% de sus alumnos es vulnerable y el 65% vive en la comuna. Su ingreso es vía prueba de admisión, pero “con segundas oportunidades”. 

Este año, de los 61 alumnos que rindieron la PSU, solo dos sacaron bajo los 600 puntos y cinco o seis ya estaban matriculados antes de saber sus resultados. “Las universidades se pelean a nuestros estudiantes. Nosotros los preparamos para que lleguen a sus carreras y destaquen con sus habilidades y el trabajo en equipo”, cuenta.

A pesar de superar este año al Instituto Nacional, su director cree que no son comparables. “Esos colegios trabajan por un puntaje, nosotros para que sean felices y resuelvan problemas”. Esto, lo dice orgulloso pues, además de lucir este año su primer lugar PSU, el 2012 fueron seleccionado por el Ministerio de Educación como el colegio con mejor convivencia municipal a nivel nacional.

PB/MC

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo