Alumnos de colegios municipales son los que más dejan las carreras de educación superior al primer año

Un 69,4% de los alumnos que realizaron sus estudios secundarios en administración municipal continúan con sus carreras luego del primero año en educación superior.

Por Sandra Quevedo

Este año fueron 285.830 estudiantes los que se inscribieron para rendir la PSU, de los cuales el 36,6% proviene de establecimientos municipales, grupo de alumnos que al analizar los datos entregados por el Servicio de Información de Educación Superior (Sies) del Ministerio de Educación, arroja que son los que tienen la retención más baja en el primer año de estudios de la educación superior llegando al 69,4%. 

De acuerdo a datos generales, el grado de retención de los alumnos equivale al 71,3%, siendo el más alto el particular pagado con un 78%, seguido de los alumnos de colegios particulares subvencionados (73,1%) y quedando en tercer lugar los provenientes de establecimientos municipalizados (69,4%). 

Al hablar de la retención de los estudiantes en los distintos tipos de instituciones de educación superior, la directora del doctorado de ciencias de la educación de la Usach, Lorena López, sostiene que es importante distinguir que no se puede calcular la deserción educacional por las cifras que se entregan en retención. 

“Se puede saber cuáles son los que se quedan, pero no sabemos hacia dónde se van a mover, si seguirán estudiando en la institución o comenzarán a ser fuerza laboral”, afirma la especialista. 

Comparando los porcentajes entre los estudiantes originarios de colegios municipales versus los de establecimientos particulares, arroja que existe una brecha de un 8,6% en la retención, lo que quiere decir que los alumnos que deciden seguir con sus carreras técnicas o profesionales son en gran parte de colegios particulares. 

“Tenemos una educación púbica bastante disminuida, hay una educación subvencionada que está tratando de avanzar, pero de todos modos se alcanzan a ver las diferencias… Al llegar a la educación superior nos damos cuenta que las universidades cuesta adaptarse por el tipo de enseñanza que está pensada en un estudiante tradicional”, afirma Lorena López. 

Con los datos desagregados, los estudiantes originarios de educación municipalizada tienen porcentajes de retención menor en los Centros de Formación Técnica (65,1%), seguido por los que deciden continuar en Institutos Profesionales (67,0%) y por último los universitarios con 75,1%. 

Según López, quien ha desarrollado investigaciones ligadas al área, sostiene que “se puede pensar que los estudiantes de estas instituciones tienen una educación escolar inferior y son más sensibles en términos económicos por si algo les pasa, pero va más allá de eso, porque depende del tipo de formación previa que se tiene”

Otro dato importante es que los alumnos que estudiaron en establecimientos técnico profesionales (69,9%) tienen una retención más baja que los de enseñanza científico humanista (73,4%), lo que se puede explicar por el tipo de contenidos que se les enseñan a los jóvenes. 

Como una posible solución para aminorar las diferencias en los índices de retención entre los estudiantes provenientes de distintas administraciones, surge la idea de mejorar las prácticas en el aula desde los profesores. 

“Se deben mejorar las prácticas educativas, los profesores se deben centrar en el aprendizaje de los estudiantes y así cambiar la forma de enseñar del profesor, por lo que sería ideal partir desde el nivel pre escolar para que repercuta en la educación superior”, sostiene.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo