Gobierno entrega medidas para reconstrucción de Valparaíso tras incendio

Las autoridades se guiarán por cuatro grandes ejes del Estado hacia las familias afectadas.

Por Benjamín Otarola

Luego del incendio que afectó a Valparaíso, los trabajos de reconstrucción avanzan para que prontamente las familias puedan tener una vivienda de emergencia.

Para eso, el Ministerio de Vivienda y Urbanismo junto a la intendencia regional y a la alcaldía de Valparaíso, están diseñando un plan habitacional con el fin de recuperar las zonas destruidas en Puertas Negras y en sectores aledaños.

Las principales medidas que se implementarán son mejorar las condiciones de habitabilidad, seguridad y conectividad del sector, al igual que reponer o reparar las viviendas totalmente dañadas o semi dañadas. A su vez, se acelerará el proceso de relocalización de sectores no aptos para las casas.

Otro de los puntos importantes que gestiona el Gobierno es la entrega de subsidios de reparación de 50 hasta 100 UF dependiendo del daño de la morada. También se otorgarán bonos de acogida o de arriendo de 300 mil pesos por familia, asimismo se entregará un bono por enseres de 1.200.000 y para daños parciales alcanzará los 500.000.

Para Claudio Carrasco, Presidente del Colegio de Arquitectos de Valparaíso, las viviendas deben instalarse en sitios seguros: “Hay muchas casas en zonas de riesgo, emplazadas en sectores no habilitados, las cuales tienen que salir de esos lugares producto de inminentes desastres. Las que quedan deben contar con materiales que puedan mitigar posibles incendios como cortafuegos, además las edificaciones que existen en las quebradas, que son alrededor de 100, deben tener un plan de reubicación”.

Para el profesional la vegetación juega un rol fundamental: “Aquellas personas que reconstruyan en zonas de riesgo, no deberían hacerlo alrededor de plantas no nativas como los eucaliptos ya que son las que aumentan el fuego, en su lugar se deben recuperar zonas de vegetación nativa por ser más húmedas”.

Respecto a la entrega de hasta 100 UF, expresa que “depende del estado de la vivienda, se tiene que evaluar el nivel de destrucción. Si esta muy dañada estos recursos podrían ser insuficientes; sin embargo, en casos de menor gravedad los recursos permitirían una optima reconstrucción, para eso es necesario un estudio caso a caso”.

Para todas estas iniciativas el Estado destinará 13 mil millones de pesos, los que irán en directo beneficio de los afectados.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo