Los insectos venenosos con los que hay que tener mayor precaución durante el verano

El director de la Escuela de Química y Farmacia de la U. Andrés Bello, Fernando Torres, explica que si bien no todos los exponentes son letales, es importante reconocer la mordedura de los insectos y las medidas que se debe tomar si ello ocurre.

Por Publimetro

Durante el verano, son muchas las personas que realizan sus actividades de recreación al aire libre, donde el interés por visitar lugares campestres crece. El acercamiento con la naturaleza  directamente aumenta el contacto con insectos y arácnidos, y las posibilidades de sufrir una mordedura.

Arañas de rincón y del trigo, avispas y abejas, y alacranes son animales que están con mayor contacto con el ser humano durante el verano. Por ello, es vital reconocer su mordedura y saber qué medidas tomar si ello ocurre.

El director de la Escuela de Química y Farmacia de la U. Andrés Bello, Fernando Torres, explica que en Chile la existencia de animales ponzoñosos con efectos tóxicos sobre el hombre son muy pocos. Sin embargo, dos exponentes pueden ser letales: la araña de rincón y la araña del trigo o de “poto colorado”.

Araña de rincón

Efe

“Es extremadamente tímida y de hábitos nocturnos. Por lo mismo, es desconocida para la mayoría de las personas. Se puede encontrar detrás de cuadros o muebles, en rincones oscuros, secos y cálidos; en muros divisorios, libros, closets y entretechos”, advierte el químico farmacéutico experto en toxicología.

En Chile su presencia se registra desde la Primera a la Décima Región, y se la encuentra en un 50 % de las viviendas urbanas y en un 30 % de las rurales. “La araña de rincón no se caracteriza por ser agresiva, muerde sólo en defensa propia cuando la molestan o presionan. Su mordedura pocas veces pasa inadvertida, ya que se presenta una sensación punzante en la piel, con un dolor intenso, pero luego de un periodo de latencia cada una presenta manifestaciones diferentes y evolución características”, indica.

La mordedura de la araña de rincón se caracteriza por una brusca sensación punzante en la piel. Se pueden presentar además síntomas como fiebre, malestar general, escalofríos, cefaleas, y hematuria (orina con sangre). Siempre es recomendable acudir inmediatamente a un servicio de urgencia. “La mayoría de las mordeduras, requieren frío local, inmovilización, elevación de la zona afectada y profilaxis de tétano”, dice.

Reproducción

Araña del trigo o “poto colorado”

Se reconoce fácilmente por su color negro brillante, tiene un abdomen abultado y una mancha roja, anaranjada o amarilla en forma de reloj de arena bajo el abdomen.

“Es predominantemente rural, con un hábitat extradomiciliario, encontrándose en cultivos de trigo, alfalfa y lino; además en diversas especies vegetales, troncos, piedras, y a veces en jardines. Excepcionalmente, se ubica en letrinas, bodegas u otras dependencias de la vivienda rural. La mordedura ocurre en las épocas de calor y afecta a personas que trabajan o viven en las zonas rurales, durante el día y habitualmente en extremidades superiores o inferiores”, explica el experto.

Su mordedura, raramente es fatal: “Es poco sintomática, como un lancetazo urente, y deja habitualmente dos marcas puntiformes, correspondientes a los quelíceros. Además, en el sitio contiguo a la mordedura puede existir palidez”.

Sus síntomas, son dolor y contracturas musculares cercanas a la mordedura, prominentes en piernas y abdomen. Al mismo tiempo, se presenta sudoración, salivación, secreción nasal, mareos, cefalea, náuseas, vómitos, fiebre, taquicardia.

“Aunque la mayoría de los pacientes se recupera sin tratamiento, sobre un 5% de ellos presentan parálisis, convulsiones, shock y muerte, especialmente mayores de 60 años, niños menores de 5 años, hipertensos y embarazadas. El priapismo (erección dolorosa) ocurre en alrededor de un 13% de los pacientes”, sostiene.

Reproducción

Abejas y avispas

En verano aumenta el riesgo de sufrir picadura o mordedura de abejas y avispas. Suelen ser los niños los más afectados, especialmente en los pies y manos, en la que se experimenta un dolor intenso. “Las avispas producen una reacción alérgica más intensa y grave.

Se deben observar los síntomas que se presentan dentro de la primera media hora y hasta dos horas después que involucran dificultad al respirar o tragar, palidez y taquicardia. En estos casos se debe acudir de inmediato a un Servicio de Urgencia, ya que el no tratamiento puede causar incluso la muerte”, comenta.

Alacranes

Son de hábitos nocturnos, por lo que pasan la mayor parte del día en lugares como debajo de piedras, maderas, escombros o espacios húmedos. En Chile están presentes prácticamente en todo el territorio y no se conocen alacranes cuyo veneno represente un peligro para la salud humana.

Reproducción

“Los alacranes pican, no muerden, y dejan una lesión usualmente eritematosa que puede infectarse si no se cuida, la mayoría de los problemas en el accidente por picadura de alacranes en nuestro país es la infección de la zona de picadura”, aclara Torres.

Por ello, deben tener especial cuidado aquellas personas que tienen antecedentes de alergia a picaduras o mordeduras de insectos o arañas, ya que desarrollar una reacción adversa importante.

El académico de la U. Andrés Bello recomienda en caso de una picadura, no succionar la herida, sino que lavarla con agua y jabón, aplicar hielo en la zona de la picadura y acudir a un servicio de urgencia. “No se debe jugar con ellos ni tenerlos de mascota, usar siempre un calzado protector sobre todo de noche y revisar ropas y calzado antes de ponérselos, no levantar objetos sin haberlos revisado por debajo”, concluye.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo