Transantiago cumple 10 años desde su puesta en marcha

El 10 de febrero de 2007, Transantiago iniciaba su segunda etapa donde comenzó a operar al 100% como servicio de transporte oficial, dejando atrás a las micros amarillas.

Por Consuelo Rehbein

Se cumplieron 10 años desde el comienzo de Transantiago. Si bien, el entonces novedoso sistema de transportes comenzó a operar en octubre de 2005, dicho periodo fue considerado de prueba y no fue sino hasta el 10 de febrero de 2007 que Transantiago reemplazó al 100% al anterior servicio de las recodadas micros amarillas. 

Transantiago comenzó a modo de prueba en 2005, pero fue en febrero de 2007 cuando se convirtió en el transporte oficial de la RM
Comenzar de cero

En ese entonces, el nuevo sistema de transporte reformó por completo la malla de recorridos de las antiguas micros. El nuevo sistema se basó en el uso de servicios alimentadores y troncales, considerando la ya existente red de Metro de Santiago. El trabajo en conjunto con Metro, consideró además la implementación de una tarjeta de pago única: la tarjeta BIP!. Junto a la tarjeta, también se estableció un sistema de pago complementario, permitiendo hacer "combinaciones" entre metro y micros que otorgan viajes a costo cero.

A pesar de las grandes criticas que ha sufrido el sistema, internacionalmente el servicio posee una buena evaluación. Es considerada la flota de transporte público más moderna de Latinoamérica y además la más integrada a otros servicios. Actualmente está integrado a metro de Santiago y al metrotren a Linares. Se espera que al corto plazo se integre a los servicios de Rancagua Express, Melitren, Nos Express y el tren a Batuco.

En aspectos medioambientales se disminuyó de un 32% a un 12% en el aporte a la contaminación atmosférica de Santiago, en relación a las micros amarillas, y se espera que la cifra siga reduciéndose mediante la incorporación de máquinas más amigables con el medioambiente.

La gran crítica en el funcionamiento

La puesta en marcha de Transantiago generó una serie de problemas, revelando importantes deficiencias y errores. Esto tanto del diseño de los recorridos como en la implementación del proyecto debido a los problemas viales de la ciudad.

Con todos estos antecedentes, se hizo necesario una reestructuración, la más grande de ellas, realizada el año 2012. Durante los 10 años de historia de este sistema de transporte, se han realizado diversas modificaciones, lo que también ha considerado grandes inyecciones de presupuesto. 

De hecho, según información publicada por el Instituto Libertad, sólo en subsidios entre el 2012 y el 2022 se le inyectarán a Transantiago US$16.174 millones aproximadamente. El monto alcanzaría para construir 10 nuevas lineas del Metro o 30 hospitales de alta complejidad como el Sótero del Río.

Sólo el dinero invertido en subsidios para el Transantiago alcanzaría para construir 30 hospitales como el Sótero del Rio

Según el Diputado Leopoldo Pérez, Transantiago es la peor política pública del siglo.

Según el diputado RN, Leopoldo Pérez, quien ha seguido desde cerca la historia de Transantiago en la Comisión de Transportes de la Cámara de Diputados  “no existe claridad de cómo se compone el déficit, son datos que he pedido formalmente y sólo han entregado respuestas parciales. Necesitamos conocer todos los antecedentes para transparentar los verdaderos problemas que tiene el sistema”.

El diputado RN recordó además, que tanto los gobiernos de Ricardo Lagos, como el primero de Michelle Bachelet aseguraron que el servicio sería de calidad, el mejor de Latinoamérica y sin costos para el Estado. Según el parlamentario, el sistema de transportes capitalino “es la peor política pública chilena del siglo 21, porque su puesta en marcha automáticamente golpeó la calidad de vida de los chilenos y le arrebató la dignidad a los usuarios del transporte público”.

Para 2018 deberían estar operativas las dos nuevas líneas del metro, aportando a un mejor funcionamiento de Transantiago

Un futuro mejor

A pesar del lapidario análisis, el parlamentario califica como “clave” la nueva licitación de 2017, que podría dar paso al rediseño del sistema. A juicio de Leopoldo Pérez, “se deben considerar cambios en los recorridos, usando la malla del antiguo sistema. Por otra parte, debe haber regularidad en el servicio, mejoras en la frecuencia, aumento de zonas pagas, una tarjeta BIP más moderna”.

Los próximos dos años serán clave para este sistema de transportes, ya que no solo se realizarán las nuevas licitaciones,  si no que además ya deberían estar operativas las líneas 3 y 6 del Metro de Santiago y el tren suburbano Nos Express, mejorando los tiempos del servicio.

 

Noticias destacadas sobre Transantiago en sus 10 años de historia:

Nuevo bus para Transantiago

Campaña evasión

Bici Bus

Corredor de Transantiago para Maipú

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo