Inteligencia artificial llega como profesor a Chile: proyecto se instalará en colegios de la Región Metropolitana

Un software leerá los intereses personales de cada alumno, para imitar las funciones cognitivas de un ser humano y entregar enseñanza personalizada.

Por Sandra Quevedo

Brainy es el nombre del software que se desarrolla como un prototipo de Inteligencia Artificial (IA) en el país en materia de educación. La plataforma será una especie de “tutor digital” que entregue apoyo pedagógico para los estudiantes y servirá de ayuda para los docentes.

La plataforma desarrollada por Cognitiva y una apuesta de la red educacional Crecemos, se implementará en tres colegios de las comunas La Granja, Lo Prado y El Bosque, beneficiando a 370 alumnos de 4º básico para que puedan desarrollar al máximo sus habilidades.

El piloto ya está funcionando en el colegio Dagoberto Godoy de La Granja, y tiene la particularidad de entender las preguntas realizadas por cada uno de los niños en lenguaje simple, y entregar respuestas adecuadas a la edad y con la especificación de sus intereses.

“A través de juegos y algunas preguntas introductorias, Brainy se aprende los gustos e intereses de cada uno de los estudiantes, y de acuerdo al perfil obtenido elabora un sistema de aprendizaje con ejemplos referentes a las preferencias individuales, si a un niño le gusta el fútbol, el sistema enseñará la asignatura de ciencias mezclándolo con referencias de Alexis Sánchez para lograr cercanía”, explica a Publimetro Jorge Mujica, gerente de tecnología de Cognitiva.

Según explican los desarrolladores del sistema, la plataforma también da espacio para la creatividad de los estudiantes con juegos y creación de personajes para sentir una mayor identificación, lo que al mismo tiempo permite ir verificando los intereses.

Al tratarse de una educación personalizada, Brainy puede detectar los niños que tienen una mayor dificultad de aprendizaje, lo que sirve como alerta para los profesores, quienes pueden crear nuevas estrategias de enseñanza.

Actualmente Brainy lleva un poco más de mes de prueba en el colegio particular subvencionado de La Granja, y según cuenta la directora del establecimiento ha traído gratas sorpresas tanto para los niños, como para los docentes.

“Para los niños ha sido toda una sorpresa el trabajar con esta herramienta, porque es algo nuevo y se les hace fácil manejarlos por la tecnología y sus intereses, además los profesores sienten que tienen una gran ayuda para la motivación de sus clases, porque la aplicación se encarga de forma particular de cada niño”, cuenta Norma Albornoz, directora de colegio Dagoberto Godoy.

Si bien esta tecnología no tiene la intención de suplir a los profesores en las salas de clases, es una herramienta que sirve como complemento para mejorar los estándares educativos, y ayuda a que padres y apoderados tengan conciencias de las preferencias vocacionales de los niños.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo