Desde el mudo a los "barra brava": quién fue quién en el comando de Sebastián Piñera

Las distintas personalidades de Chile Vamos mostaron su carácter durante la tensa jornada electoral, que dejó al candidado de derecha y Guillier en segunda vuelta.

Por Javiera Ortiz

Fue una jornada tensa en el comando de Sebastián Piñera, donde pese a llegar a la segunda vuelta como la primera mayoría, no alcanzaron los resultados que esperaban.

Es por esto que las distintas personalidades de Chile Vamos mostraron sus diferentes caras en el Hotel Crown Plaza. Les contamos quién es quién en el comando de Piñera.

Todas las caras del comando de Chile Vamos

Andrés Allamand, el nervioso: de todos los presentes en el auditorio del Hotel Crown Plaza, el senador de Santiago Poniente y ex ministro de Sebastián Piñera fue al que se le vio con peor rostro. Durante el discurso del candidato de Chile Vamos miraba el celular con nerviosismo.

Andrés Chadwick, el mudo: irónicamente el ex vocero de gobierno de Sebastián Piñera resultó ser el más hermético. Tanto así, que tratando de zafar a la prensa casi golpea sin intención a Luciano Cruz-Coke.

Luciano Cruz-Coke, el querido: sin lugar a dudas el más querido por las señoras que llegaron hasta el Crown Plaza fue el ex galán de la pantalla chica. Contento por los resultados de Evópoli, su partido, Cruz-Coke estuvo en primera línea.

Los hijos Piñera Morel, la "barra brava": Sebastián, Cristobal, Magdalena y Cecilia se mantuvieron al pie del cañón con su padre. Hizando la bandera mientras cantaban “vienen tiempos mejores”, los hijos del candidato se robaron la película.

Pablo Zalaquett, el ave fénix: el ex alcalde de Santiago no aparecía desde que se destapó el Caso Penta. Sin embargo, ayer el UDI dio declaraciones de lo asombrado que estaba por los votos obtenidos por la abanderada del Frente Amplio, Beatriz Sánchez. La duda ahora es sobre qué ministerio tendrá en la mira.

Francisco Undurraga, el cauto: el presidente de Evópoli y diputado electo por el distrito 10 hizo un llamado a la unidad para esta segunda vuelta y apostó a conquistar los votos del centro para ganar las elecciones presidenciables. Si bien su partido obtuvo mejores resultados que los pronosticados, el parlamentario no canta victoria.

Jaqueline van Rysselbergue, la rezagada: la presidenta de la UDI mantuvo un perfil bastante bajo durante toda la jornada. Tanto así que después de 30 minutos en el escenario junto a Piñera, la senadora quería seguir los pasos del ex presidente al piso 22. Sin embargo, los guardias le cerraron la puerta en las narices… solo la familia y cercanos pudieron pasar.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo