Víctimas de Karadima no fueron contactadas para encuentro privado con el Papa en Nunciatura Apostólica de Santiago

El abogado de las víctimas confirmó que no asistieron al encuentro, ya que ni siquiera fueron notificados.

Por Aton Chile

Las víctimas del sacerdote Fernando Karadima -James Hamilton, José Andrés Murillo y Juan Carlos Cruz- no participaron en el encuentro entre el papa Francisco y los afectados por abusos sexuales cometidos al interior de la iglesia católica en Chile.

Anoche en conferencia de prensa, Greg Burke, vocero del Vaticano, informó que "el Santo Padre se ha reunido hoy (martes) en la Nunciatura Apostólica de Santiago de Chile, después del almuerzo, con un pequeño grupo de víctimas de abusos sexuales por parte de sacerdotes. El encuentro ha tenido lugar en forma estrictamente privada y no había nadie más presente, solamente el Papa y las víctimas”.

“De este modo, han podido contar sus sufrimientos al Papa Francisco, que les ha escuchado y ha rezado y llorado con ellos", agregó en el punto de prensa realizado en el hotel Sheraton, sin entregar mayores detalles.

Tras difundirse la información, el abogado Juan Pablo Hermosilla, quien representó a las víctimas de Karadima en la querella contra el Arzobispado de Santiago, confirmó que Hamilton, Murillo y Cruz no asistieron al encuentro con el papa y que ni siquiera fueron contactados. 

En cuanto a las actividades del pontífice, hoy se iniciará la segunda etapa de su visita a Chile, con una misa en Temuco. El viaje del papa Francisco en un avión de Latam está fijado para las 8:00 horas de este miércoles y su llegada al aeropuerto de La Araucanía está prevista para las 9:30, para luego dirigirse a la base aérea de Maquehue, donde realizará una liturgia denominada “Misa por el progreso de los pueblos”, fijada a las 10:30 horas.

Además, a las 12:45 horas, el pontífice participará en un almuerzo con algunos habitantes de la región, incluyendo algunos representantes mapuches, en la casa “Madre de la Santa Cruz” de Temuco. Su regreso a la capital está programado para las 15:30 horas.

La jornada de ayer martes del pontífice estuvo marcada por sus declaraciones en torno a las acusaciones de abusos sexuales a menores por parte de miembros de la iglesia católica.

Primero en La Moneda, en la parte central de su discurso, el papa Francisco llamó a escuchar a los niños, a darles dignidad y, en este contexto, expresó que “no puedo dejar de manifestar el dolor y la vergüenza que siento ante el daño irreparable causado a niños por parte de ministros de la iglesia”.

Luego, se dirigió a sus “hermanos del episcopado”, señalando que “es justo pedir perdón y apoyar con todas las fuerzas a las víctimas, al mismo tiempo que hemos empeñado para que no se vuelva a repetir”.

En la tarde, en la Catedral Metropolitana, donde se reunió con monjas, diáconos, presbíteros y seminaristas, expresó que "conozco el dolor que han significado los casos de abusos ocurridos a menores de edad y sigo con atención cuanto hacen para superar ese grave y doloroso mal. Dolor por el daño y sufrimiento de las víctimas y sus familias, que han visto traicionada la confianza".

Luego, declaró que "sé que a veces han sufrido insultos en el Metro o caminando por la calle; que ir vestido de cura en muchos lados se está 'pagando caro'. Por eso, los invito a que pidamos a Dios que nos dé la lucidez de llamar la realidad por su nombre, la valentía de pedir perdón y la capacidad de aprender a escuchar lo que Él nos está diciendo".

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo