“Resident Evil 7 Biohazard”

Por Vardoc
  • Nicolás Liñan de Ariza. Comentarista de videos y tecnología proveniente de Temuco, gamer y videoblogger en vardoc.cl, twitter.com/vardoc1 y facebook.com/vardoc1

 

Los fans lo pidieron y les llegó algo mejor. Capcom da vida nuevamente al género survival horror puro con el nuevo “Resident Evil 7 Biozahard”, juego que recupera la esencia de los originales y amplía la experiencia, al usar el Psvr.

Cuando ya nos habíamos olvidado de los juegos de terror,“Resident Evil” vuelve recargado, haciendo honor a su pasado con enemigos invencibles, puzzles clásicos, mucha exploración y paisajes tenebrosos. Aunque ha cambiado su perspectiva, de ser en tercera persona a cámara primaria, el juego nos entrega lo que estábamos esperando, un juego de horror clásico, donde sufríamos por no poder resolver a tiempo los puzzles, las pocas municiones que se nos iban acabando y dar pasos sigilosos para no ser descubiertos.

El juego es bastante corto en duración, aproximadamente unas 9 horas en total, pero cada capítulo lo disfrutamos y no deja nada atrás.

Durante las primeras horas el juego es bastante tranquilo y en ciertos momentos nos lleva a tensarnos un poco hasta llegar a la historia de la desaparición de Mia Winters hace 3 años.

Es allí donde conocemos al extraño personaje de Ethan, quien nos guía a la mansión Baker en Louisiana, lugar conocido por las extrañas desapariciones. Desde ese momento, en que abrimos las puertas de la tenebrosa mansión, comenzaremos una carrera frenética y huidas desesperadas.

En la mansión nos encontramos con la familia Baker, los verdaderos protagonistas. Jack, el padre con fuerza sobrehumana, la madre Marguerite quien nos lanza insectos y su hijo Lucas quien tiene la habilidad de regenerarse.

Esta singular familia nos persigue durante nuestra misión, no podemos enfrentarlos ni eliminarlos, por lo que las sombras serán nuestras aliadas para lograr los mejores escondites.

Lo interesante de estos tres personajes son sus comportamientos erráticos e impredecibles y que vamos conociendo a través de sus diálogos y extrañas secuencias. De momento es mejor verlos a tenerlos lejos, ya que no sabemos cuándo nos saltarán encima, asustándonos.

Además de interesantes personajes, el acabado visual y gráfico que tiene “Resident Evil 7 Biohazard” ayuda a lograr ese efecto casero de filmadora antigua, sumando una excelente paleta de colores apagados, sumergiéndonos en un panorama cálido a pesado sólo gracias al trabajo de luces y sombras.

Ambientada con detalles escalofriantes desde cucarachas hasta juguetes que se mueven, en “Resident” volvemos a vivir en primera persona un terror que ya habíamos olvidado.

Si bien es un juego en primera persona, no andamos con armas, de hecho son difíciles de encontrar al igual que las municiones.

El movimiento es más real por lo que si queremos correr no seremos veloces y nuestro andar será más lento que lo acostumbrado en juegos FPS.

“Residente Evil 7 Biohazard” es una historia de terror que funciona aún si no has jugado anteriormente este tipo de saga, donde apreciamos los pequeños detalles como puntos de guardados, hierbas medicinales y fotografías que nos van enlazando a un argumento profundo y turbulento.

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro