Más mujer

Por Maya Fernández
  • Diputada del Partido Socialista

Durante los últimos años, las mujeres nos hemos instalado en la sociedad con poder, opinión, sensatez y afecto. Muchas de nuestras luchas se han traducido finalmente en leyes que validan nuestra participación como ciudadanas en la construcción social del país, pero también en la libertad de decidir el tipo de vida que queremos llevar.

Contamos con un Ministerio de la Mujer que permitirá canalizar las políticas públicas de mejor manera, alzamos la voz con firmeza contra la violencia hacia la mujer, que se plasma en un proyecto de ley que aumenta las penas hacia los agresores, y estamos hoy en una batalla mayor para que el Senado apruebe la ley de despenalización del aborto en tres causales.

Estos avances siguen siendo mínimos ante el abismo de desigualdades que existen entre hombres y mujeres: un sistema laboral injusto desde el acceso, la permanencia y el salario; un mercado de la salud que castiga a la mujer según sus años de fertilidad; la limitada participación en cargos públicos donde también hemos trabajado para contar con una ley de cuotas… en fin, nos queda mucho trabajo.

En el Día Internacional de la Mujer no nos queda más que destacar el rol de todas aquellas mujeres luchadoras que nos han permitido -a través del tiempo- romper la creencia popular de que las mujeres tienen un rol limitado al manejo del hogar. Somos más que eso. Luchar por la igualdad de género es reconocer que una mujer debe tener las mismas oportunidades para desarrollar cualquier aspecto de su vida con libertad.

También hay que destacar a aquellos hombres que se han sumado de igual a igual, a una pelea por el reconocimiento, el respeto y la valoración de la mujer. Eso sólo se logra con un cambio social profundo donde la mujer y el hombre tengan las mismas oportunidades.

Todas y todos, por cierto, tenemos la responsabilidad de aportar a ese cambio cultural. Las leyes son sólo un paso para regular el sistema, no para cambiar mentalidades en lo inmediato. Día a día, en cada gesto, en cada acción de respeto, en cada reconocimiento por mínimo que sea, nos ayuda a construir esa sociedad de oportunidad y libertades a la que todas aspiramos.

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo