Licencia para cuidar

Por Felipe Harboe
  • Senador del Partido por la Democracia (PPD)

Luego de años de lucha de muchos padres y madres de niñas y niños que padecen diversas enfermedades graves, el Estado de Chile ha escuchado. La presidenta Michelle Bachelet ha anunciado el envío del proyecto conocido como “Con licencia para cuidar”.

Esta iniciativa busca establecer en la legislación laboral un régimen de excepción que permita a padres o madres de menores de edad que padezcan alguna enfermedad grave y requieran tratamientos médicos, poder ausentarse un número determinado de horas para asistir a sus hijos o hijas.

Se trata de una iniciativa de profundo sentido social y de especial relevancia para los afectos y apoyos a esos menores que requieren tratamientos prolongados, muchas veces dolorosos y que por razones laborales no pueden contar con la presencia, apoyo y cariño de sus papás o mamás.

Quizá no sea una situación que acapare titulares ni tampoco sea portada de diarios ni noticiarios, pero créanme que luego de haber conocido el sufrimiento y la impotencia de padres y madres que no podían acompañar a sus hijos en sus tratamientos, sé que se trata de un proyecto que hará más felices y ayudará a contener el sufrimiento de muchas familias que padecen la enfermedad grave de un niño o niña.

Hoy, finalmente, una lucha incansable, anónima y agotadora, dio resultados. La Presidenta Bachelet se hizo eco del clamor de estas familias y el Gobierno enviará al Congreso un proyecto de ley que permitirá a padres y madres obtener permisos laborales para acompañar a sus hijos o hijas en sus tratamientos médicos de enfermedades graves.

La ley es, o debiera ser, un reflejo de la sociedad y orientarla para un mejor vivir. Esta iniciativa se hace cargo de una realidad invisible e incorpora conceptos como acompañamiento, cariño y protección a una sociedad fría y distante.

Esta ley será un gran apoyo para miles de familias que hoy sufren y que podrán acompañar a los que más quieren. Orgulloso de haber sido parte de esta lucha y agradecido por quienes me convocaron a hacerlo. Gracias Álvaro, Carol y muchos otros padres y madres valientes y luchadores.

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo