¿Y tú, te sumas?

Por Lily Pérez
  • Senadora de Amplitud

¿Y tú, te sumas? Esa es la gran pregunta que les quiero hacer a todos cuando lleguen al fin de esta columna. ¿Se suman a las propuestas ingresadas por Amplitud para lograr un cambio necesario, moderno y liberal para regular la relación de la política, el poder y el financiamiento? Comencemos con sólo 5 de nuestras ideas.

Primero. Una reforma a la Constitución que modifica las inhabilidades para que las autoridades sean candidatos de elección popular.

¿Encuentra usted correcto que, por ejemplo, un candidato con sentencia por violencia intrafamiliar o estafa, por nombrar algunos, pueda ser autoridad en nuestro país? ¿Qué sea capaz de proponer, votar y discutir leyes, presupuestos o fiscalizar? A nosotros no.

Segundo. Reforma Constitucional que establece cesación de cargo parlamentario a un congresista que inscriba su candidatura a Presidente de la República. ¿Cree usted que es justo que un parlamentario use las facilidades del Congreso y su cargo para una carrera presidencial y que, además, si pierde, puede seguir con su cargo? No arriesga nada. No pierde nada. A nosotros nos parece inconcebible.

Tercero. Proyecto de ley en materia de descentralización que logre una real elección de intendentes mediante un sufragio universal. Un proyecto que da representatividad real a las regiones hoy es letra muerta. Un engaño a la ciudadanía. Amplitud propone transformarlo en algo concreto y bajar el poder del Estado centrado en la capital hacia las regiones.

Cuarto. Proyecto de ley que modifica la Constitución para eliminar el fuero parlamentario. No queremos un Congreso de intocables. Queremos parlamentarios que si incurren en fraudes al financiamiento de la política, por ejemplo, sean inmediatamente sometidos a la ley como a cualquier ciudadano y no tener una protección donde ni siquiera se les pueda investigar hasta que la Corte retire el fuero. Asunto que puede demorar meses, incluso años.

Quinto. Reducir a la mitad la dieta parlamentaria, ajustándonos al nivel Ocde. No es posible que en Chile sea una realidad admitida que un parlamentario gane 40 veces un sueldo mínimo y que se refugien en la Constitución para mantenerlo. Ésta puede ser modificada sólo con voluntad política. Querer ser de la Ocde no es sólo aparentar, sino que también es actuar. Debemos sintonizar con una sociedad moderna que exige austeridad por parte de sus autoridades.

Si estás de acuerdo con estas ideas y quieres saber más, te invitamos a visitar nuestra página web y a apoyar a nuestros candidatos de Amplitud en las futuras elecciones que cumplen con todos los requisitos de transparencia y están motivados para trabajar a fondo para transformar cada una de estas propuestas en realidad. Los cambios parten por casa y así lo entendemos. Trabajaremos en conjunto para cambiarles la cara a la política y al país, pasando del acto al hecho.

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo