Churro

Por Felipe Espinosa
  • Cocinero en trance. Twitter: @Psyfat

En tiempos de emprendimientos, lanzamientos, escasez, con climas de baja, otoñal, húmedo, resilientes, de hojas en el suelo, las alternativas de un snack al paso se agradecen. La fría mañana se contrapone con lo tibio de la tarde, la salida del sol con la escarcha, pero siempre estará la fritura golosa que junto a un buen café o chocolate te pueden encender el día.

Como que los churros equívocamente en este país funcionan en la temporada templada. Es ahí cuando los carros llegan a las ferias de juegos, acompañan a los circos y se lucen en la playa. A mí no me vengan con esa vaina, esa exquisita masa es de clima frío sí o sí.

Cuando pienso en churros veo imágenes de gorro tapando las orejas, con guantes para amainar el frío. Entonces, un tibio producto con base de cocoa bebestible hace una fuerte alianza con el tradicional postre de antaño.

Lo bueno es que hoy encontramos un sitio con toda la formalidad requerida para destacar como un buen ejemplo, en una ubicación privilegiada que suma calidad. “Soy Churro” es una nueva intervención, en plena Providencia, que nos trae a la vitrina una excelente ejecución de un producto que muchos hacen, pero pocos hacen bien.

Siempre he dicho que es muy difícil manejar la fritura con excelencia, conjugar profundidad con el control de la temperatura para conseguir tostados bien dorados y no quemado.

En este boliche lo hacen de manera ejemplar, las paredes de vidrio templado dejan en evidencia una inversión importante en equipamiento que les permite controlar las variables de forma certera, la tecnología al servicio de la gastronomía, al servicio del churro. Hay varias ofertas en formatos y cantidades, pero como siempre destacan los churros simples, que pueden ser acompañados sólo de azúcar impalpable, alguna salsa o helado. Y en distintos paquetes, para uno o para muchos. También hay, por supuesto, churros rellenos.

De vuelta a la calidad, los churros son crujientes y de un tono ideal. Cuando se habla del chocolate se siente un buen porcentaje de cacao. Y, para variar, tienen helados artesanales de gratos sabores.

Sólo hay que caminar media cuadra desde la avenida para encontrar, en donde anteriormente existía una mítica tienda de ropa usada, un taller donde se le da espectacularidad a un producto modesto y noble. No se lo pierda.

Coordenadas: “Soy Churro”, Nueva de Lyon 45, Providencia. Teléfono +56222333817.

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo