Pintas

Por Felipe Espinosa
  • Cocinero en trance. Twitter: @Psyfat

Nadie pensaría hace diez o quince años que el mercado de la cerveza artesanal en Chile tendría el desarrollo que ofrece hoy. Y sin duda alguna, uno de los protagonistas más relevantes es Kross, la micro cervecería radicada en Curacaví, que ya creció y se posicionó como emblema del pequeño 1% que posee este segmento de la industria.

La clave de su éxito fue elaborar cervezas de calidad constante y sabores innovadores mantenidos en el tiempo, que les reconoció el esfuerzo.

Hoy, además de su planta enclavada en las últimas lomas de la región, abrieron su propio bar, con estilo propio y oferta entretenida.

En una gran casa en el corazón del barrio Bellavista, con reluciente ambientación temática donde brillan las canillas de cerveza fresca de barril, se encuentra todo el catálogo de la marca y siempre algo más: nitro stout, o mailbock con café, por ejemplo.

Esas salidas de madre que el maestro cervecero gusta de experimentar, todas en formato de 300 y 500 centímetros cúbicos. La generosidad con el gremio está en que siempre tienen un barril invitado de alguna otra cervecería destacada.

Y si de botellas hablamos, la bodega guarda más de sesenta etiquetas nacionales e importadas. La carta la probamos en varios pasos, fuimos llegando de a poco hasta armar una mesa grande.

Las pizzas rectangulares dan que hablar. “Franchute” se llama una con crema, tocino y cebolla, simplicidad en equilibrio con el sabor. Papas fritas, sopaipillas con mechada, orejas de chancho bien fritas y crujientes ayudan a beber más y más cerveza. Hay papas rellenas, porción de pescado bien frito y un sánguche de cerdo cocinado en cerveza, bien bueno.

Para los veguis, unas masitas de arveja con remolacha andan bien. El crudo lo ofrecen armado o hágalo usted mismo, de esos pedimos varios.

El servicio es ameno, se ve que los chicos corren y las cervezas vuelan literalmente porque no demoran nada en llegar a la mesa, siempre frías.

Hay una carta de coctelería con cervezas para quienes quieran incursionar.

Recomendable, absolutamente, es reservar, porque los días de más afluencia se forma fila en la puerta.

El lugar no es sólo para fanáticos, aunque se rinde culto a la cerveza. Ojalá haya muchos más lugares como éste, donde el jolgorio está a flor de piel y la bebida es el alma de la fiesta.

Buen tip es que si quiere probar todas las variedades tienen una degustación en pequeños vasitos bien presentados en bandeja de madera, algo así como para picar y decidir cuál es tu favorita; la mía es la IPA.

Un lugar radical con alma de comunidad. Larga vida a Kross.

Coordenadas: Kross Bar. Dardignac 0127, Providencia. Telefono + 56 2 2759 5434.

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo