Ridley Scott vuelve a la carga

Por Joel Poblete
  • Periodista especializado en cine, programador de Sanfic y comentarista de Radio Zero.

Cuando en 2012 Ridley Scott estrenó su "Prometheus", las expectativas eran muy altas: mal que mal, tras más de tres décadas, era el tan esperado y postergado retorno del cineasta a la saga que iniciara en 1979. Y el resultado dividió bastante a los fanáticos: mientras algunos se emocionaron y quedaron entusiasmados, otros, a pesar de reconocer algunos logros y que como espectáculo funcionaba y entretenía, terminamos bastante decepcionados.

Cinco años después, Scott vuelve a la carga, con este "Alien: Covenant", que también había generado muchas expectativas, tanto por la inteligente y atractiva campaña de marketing previa, como porque circulaba el rumor de que esta secuela de "Prometheus" corregiría muchas de las falencias argumentales de ese filme y se conectaría aún más con la esencia de las primeras cintas de “Alien”.

Y ahora que llega a la cartelera, hay que reconocer que en verdad en muchos aspectos es mejor que su antecesora, aunque de nuevo se pueden hacer varios reparos, en especial en el guión, que otra vez cae en situaciones absurdas o soluciones poco elaboradas.

Pero en lo que respecta a la puesta en escena, Scott continúa con el buen pulso narrativo que hace dos años pareció recuperar al fin con "Misión rescate". Al menos en la primera parte de esta nueva película captura la atención del espectador, maneja bien la tensión y consigue un ritmo fluido y dinámico; lástima que a lo largo del metraje todo se va haciendo más predecible, convencional y esquemático.

Aunque en general los actores tienen muy poco material para desarrollar o dar relieve a sus personajes, al menos Katherine Waterston está muy convincente como Daniels, la heroína de turno, y Michael Fassbender vuelve a lucirse, esta vez por partida doble. A eso, también se pueden sumar como aciertos la banda sonora de Jed Kurzel -que con habilidad aprovecha la música de anteriores producciones de la saga-, y la estupenda dirección de arte, que apoyada por la fotografía de Dariusz Wolski contribuye a que varios pasajes estén dotados de una atmósfera enrarecida y misteriosa.

Con sus ataques sangrientos y los toques de terror, este nuevo eslabón del universo “Alien” no ofrecerá prácticamente nada nuevo que no hayan visto antes los fans, pero es efectivo y sabe combinar bien sus elementos.

"Niñas araña"

A partir de la obra teatral homónima de Luis Barrales, inspirada a su vez en un conocido caso policial de la vida real, este primer largometraje del realizador y guionista Guillermo Helo es un buen intento por abordar una realidad social ingrata, pero real y vigente. Las tres protagonistas son carismáticas y simpáticas, pero tanto su cotidianidad como la de los roles secundarios con quienes se relacionan no tienen suficiente profundidad o desarrollo, y a la película y su planteamiento le cuesta ir más allá de los estereotipos, lo que en buena medida le impide ser más efectiva, compleja y creíble, aunque en general igual tiene elementos para atraer e interesar al público.

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo