Cosechando sustentabilidad, sembrando futuro

Por Mauricio Fabry
  • Director del Parque Metropolitano

Esta semana nos encontramos a cien días de cumplir cien años desde el nacimiento de nuestro Parque Metropolitano en Santiago. Vamos por la recta final, a poco de celebrar un hito que nos invita a reflexionar sobre cada una de las acciones que permitieron que este conjunto de cerros se convierta en el parque urbano más grande de Latinoamérica –colindando con cuatro comunas de la capital- y el cuarto, a nivel mundial.

No muchos saben que este parque a principios del siglo XX era un lugar desértico, sin un solo árbol y con una erosión superlativa por la continua extracción de piedras desde sus canteras. En efecto, se ha convertido en un ejemplo de sustentabilidad iniciada en el año 1917, donde hoy podemos disfrutar de sus servicios ecosistémicos y su belleza natural.

¿Cuánto polvo en suspensión habría en Santiago sin este pulmón verde? ¿cómo hubiese aumentado la temperatura de la capital? ¿cuánta agua del acuífero se ha resguardado? Son preguntas que no solemos hacernos, pero que impactan en nuestra vida diaria.

Hoy tenemos un escenario tan desafiante como hace cien años, en medio de un evento global como el cambio climático, intensificado por la forma en que habitamos el planeta y nuestra dependencia de los combustibles fósiles.

Desde Parquemet, nos planteamos este desafío como una oportunidad. La lista es extensa, pero quiero destacar tres acciones en particular. La primera tiene que ver con uno de los principales problemas de contaminación que aquejan a la Región Metropolitana, como lo es el manejo de residuos. Para ello, hemos puesto esfuerzos en ofrecer a nuestros visitantes un punto limpio y un sistema compactador de basura inteligente, a través de los cuales se promueven los conceptos de reducción, reciclaje y reutilización. Asimismo, hemos realizado procesos innovadores para recuperar la energía proveniente de los residuos orgánicos que genera, al transformarlos en humus y así recuperar nuestros suelos degradados.

Un segundo eje, tiene que ver con el uso responsable de energía. Para este fin se han instalado paneles fotovoltaicos en gran parte del Parque Metropolitano de Santiago, especialmente en el Paseo Metropolitano que actualmente conecta Recoleta con Providencia. Además de la generación fotovoltaica, hemos optado por tecnología LED, disminuyendo nuestro consumo. Nuestra meta es que para el 2020 este parque pueda generar su propia energía a través de sistemas que no dependan del petróleo.

La tercera acción, tiene que ver con proteger un elemento vital como el agua, en medio de sequías que durante los últimos diez años, han afectado a nuestra región y al país. Para optimizar su consumo, el Parquemet invirtió en una nueva matriz y se propuso mejorar su sistema de riego a través de la técnica de riego tecnificado, la cual puede ser por aspersión o goteo. Esta estrategia nos ha permitido reforestar 145 hectáreas en cuatro años, lo que significa la plantación de 110 mil árboles nativos en la ladera norte, la cual está más expuesta al sol, siendo la mayor forestación que se haya hecho en la Región Metropolitana.

Es así como, gracias a estas estrategias y a su contante reforzamiento, Parquemet en su centenario va cosechando una política de sustentabilidad, que le permite convertirse en un referente de área verde a nivel país, comenzando a trazar su camino para los próximos cien años: seguiremos sembrando un espacio comunitario más limpio y proyectando una cultura sostenible, para futuras generaciones.

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo