Tu voto vale

  • Capellán UC. Twitter: @hugotagle

El domingo la fiesta es doble: final de la Copa Confederaciones, con Chile en la cancha y una fiesta democrática, de cultura cívica, de responsabilidad por el bien común, como son las primarias. No se reste a a ninguna de las dos. No hay excusas para no ver el partido y tampoco para no votar. Las primarias son el primer escalón en la construcción de nuestra democracia. Este primer paso es un buen ejercicio cívico para el siguiente de las presidenciales.

Dice una Premio Nobel de la Paz: "La democracia no es una meta que se pueda alcanzar para dedicarse después a otros objetivos; es una condición que sólo se puede mantener si todo ciudadano la defiende".

Es responsabilidad compartida construir una sociedad más justa, integrada y pacífica. Nadie sobra. Chile es una "mesa para todos", en que cada aporte vale y sirve. Y lo hacemos a través de un simple gesto: el voto. Esa cruz en un papel vale muchísimo Con algo de desparpajo un candidato dijo que "no había votado nunca" y que ahora lo hará por primera vez. Una pena por él. No hay que esperar a que "las elecciones me gusten" para recién participar de ellas.

¿No le gusta ningún candidato? Vote en blanco o nulo. Pero vaya a votar, tome la papeleta y dibuje un gran NO, si quiere. Nos preocupa el galopante egoísmo que abunda y que se revela, entre otras cosas, en la abstención en las elecciones. El individualismo chileno nos ha llevado a menospreciar los canales de participación ciudadana, a quitarles legitimidad, a considerarlos de poca importancia o nulo efecto. Nada más errado y falso. La democracia es el sistema de gobierno más acorde con la dignidad humana, perfectible siempre. Pero por lo mismo tanto más se necesita la participación de todos para mejorarla día a día. El voto es el mejor control de la acción pública, el mejor cedazo, fiscalizador de las medidas que se tomen. Ahí le ponemos nota a la acción de las autoridades actuales y damos un estímulo a las que vengan.

Somos un pueblo democrático, de paz. Tenemos vocación de diálogo, como nos lo dijo Juan Pablo II en su visita. Y la democracia ejercitada, es el mejor servicio a los más pobres y postergados. Soy de la idea de que se debería dejar gratis la locomoción para que la gente vaya a votar. En fin, sé que es difícil, pero la idea es que nadie tenga excusa para no sufragar.

Y en relación a las presidenciales, ojalá los próximos debates eleven el nivel, muestren sus propuestas y contribuyan así a una convivencia civilizada entre los chilenos. El papa Francisco nos dice que “el verdadero poder es el servicio”. Y ésa es tarea de todos los candidatos y sus coaliciones, salgan electos o no.

Los cristianos y personas de fe tenemos una especial responsabilidad. Somos cocreadores en el plan de Dios. Y esa misión pasa por participar y construir una sociedad más justa, integrada, tolerante y pacífica.

¡Que vivamos una fiesta deportiva y de la democracia!

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro