Ascensores en Metro, la punta del iceberg

Por Andrea Zondek
  • Presidenta Fundación Tacal

Me alegró el anuncio de Metro de implementar ascensores para cada una de las estaciones de la red al 2018. Si eso se cumple, habremos avanzado en forma significativa para que las personas con discapacidad que tienen movilidad restringida, puedan circular libremente y de esta forma facilitar el proceso de inclusión.

En Chile hay más de 2 millones 600 mil personas con discapacidad. Sin embargo, no hay que olvidar que esta acción de Metro sólo beneficia a un porcentaje de ellos y no da respuesta a las dificultades a las que se enfrentan a diario en las distintas regiones del país.

Santiago no es Chile. La necesidad de mirar los territorios es imperativo. El desafío es constatar y buscar alternativas en lugares donde los buses no son accesibles, el tren no es accesible y el transporte –en general- no es para tod@s.

No se trata de estandarizar las respuestas. Se trata de focalizar políticas públicas pertinentes en un país que desea competir en las ligas mayores del desarrollo. En este sentido, hay que entender que la accesibilidad de las ciudades y su transporte será clave, por ejemplo, para que la nueva ley de inclusión laboral (ley de cuota), no sea sólo una ley que se transforme en letra muerta.

Hace más de dos años hablé de un “TransChile”. Un sistema de transporte nacional que estipulara la accesibilidad como un derecho; que permitiera a las personas con discapacidad decidir cuándo, cómo y dónde movilizarse. Así de simple.

También di como ejemplo la iniciativa de la ciudad de Curitiva en Brasil, que con el uso de la tecnología existente dio vida a la tarjeta “Respeto”, que permite a través de un lector ubicado en los semáforos, aumentar el tiempo que el peatón tiene para cruzar. Con esto no sólo se hizo más accesible el desplazamiento de las personas con discapacidad, sino que más seguro.

En Chile, aún estamos lejos de este sueño, pero quiero pensar que las reticencias del pasado para hacer viables estos temas se están dejando atrás.

El llamado es a los ingenieros, urbanistas, a quienes piensan la ciudad, para que prioricen líneas de accesibilidad mostrando en la práctica que cada rincón del país es importante cuando se trata de inclusión… porque los ascensores del Metro son sólo la punta del iceberg, una excusa para constatar que en materia de inclusión, hay espacio para innovar y hacer.

*Fundación Tacal imparte cursos gratuitos para personas mayores de 18 años con discapacidad. www.fundaciontacal.cl; F: 2 232 10 700; Adolfo Ibáñez 469, Independencia.

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo