Nueva Alameda Providencia: un mejor proyecto gracias a la participación

Por María Eliana Arntz
  • Directora Ejecutiva de Fundación Casa de la Paz

Hemos iniciado la segunda etapa del proceso de participación ciudadana para el rediseño de la Nueva Alameda Providencia. Es el momento en el que la autoridad explica cómo el diseño final recogió los planteamientos de la ciudadanía, fundamentando sus decisiones. Es el momento de evaluar si la participación fue verdaderamente incidente.

Fueron presentados los resultados del primer tramo, que va desde Avenida Pajaritos a Avenida Las Rejas. Los vecinos de Lo Prado y Estación Central coincidieron en declararse satisfechos de haber podido incidir de manera real en la renovación de la principal avenida de Santiago, confirmando que sus opiniones efectivamente fueron acogidas.

Entre los resultados más valorados, destacaron la decisión del gobierno regional metropolitano de descartar la propuesta inicial de expropiar 28 inmuebles -principalmente habitacionales-; asimismo se pudo verificar en términos concretos cómo el proyecto introduce el principio de equidad en la calidad urbana, rompiendo con la evidente desigualdad que existe actualmente entre las comunas del sector poniente y oriente del eje. También se valoró el respeto a la pirámide que prioriza a peatones, luego a ciclistas y finalmente al transporte colectivo y automóviles.

Los vecinos igualmente enfatizaron la necesidad de que el proyecto contemple la debida mantención de los diversos equipamientos y las áreas verdes que se instalarán en sus comunas. Esperan, a su vez, una debida gestión de los impactos que enfrentarán en la fase de construcción.

En el ámbito de las lecciones aprendidas hay que apuntar el importante atraso en el sistema de expropiaciones chileno. Es una normativa antigua que debe ser revisada. En este caso, existió una decisión política de dialogar con los vecinos; estos al contar con información oportuna, se organizaron muy bien para enfrentar el proceso y se evaluaron seriamente alternativas viables, las que permitieron descartar la expropiación. Pero este final feliz no está garantizado para todos los proyectos urbanos.

La tarea aún no concluye. En los próximos meses realizaremos reuniones con los vecinos de los tramos restantes del proyecto, con la aspiración de que se mantenga el nivel de incidencia ciudadana alcanzado hasta ahora. Con ello esperamos contribuir al desarrollo de un mejor proyecto, desde la perspectiva de sus promotores y, especialmente, para la ciudadanía. Asimismo buscamos que el aprendizaje de esta experiencia permita establecer un nuevo estándar para los futuros proyectos urbanos.

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo