Amistades que nunca se olvidan

Por Joel Poblete
  • Periodista especializado en cine, programador de Sanfic y comentarista de Radio Zero.

Si bien hasta ahora ninguna de sus películas se había estrenado comercialmente en Chile, desde su primer largometraje hace ya 21 años y con apenas un puñado de títulos, el realizador y guionista estadounidense Ira Sachs ha ido cimentando una valiosa e interesante carrera fílmica. Y ahora que al fin llega a la cartelera un trabajo suyo -aunque sea con más de un año de retraso-, "Por siempre amigos", es posible apreciar de manera directa su indiscutible talento y sensibilidad, en este caso a través de una historia pequeña, mínima, cotidiana, ambientada en Brooklyn y que nos muestra cómo las diferencias y conflictos entre los padres pueden incidir en sus propios hijos.

Sin grandes sobresaltos ni golpes bajos que conviertan este trabajo en un melodrama convencional, Sachs exhibe un inteligente manejo del ritmo y el tiempo cinematográfico, y desarrolla la trama con concisión, delicadeza y precisión. Como reflexión sobre los lazos entre padres e hijos, esas amistades inolvidables que surgen en la adolescencia, el paso del tiempo y cómo la modernidad va influyendo en la forma en que nos relacionamos socialmente, y sobre varias cosas más, el filme tiene mucho que decir.

Atento a las miradas, los silencios y la forma en que se despliegan los diálogos, Sachs es un gran director de actores, y eso se nota y realza acá gracias al espléndido elenco convocado, desde un sobrio y muy humano Greg Kinnear, la siempre estupenda Jennifer Ehle y nuestra Paulina García en una interpretación sólida y convincente, hasta culminar con los dos excelentes y prometedores protagonistas juveniles, Theo Taplitz y Michael Barbieri. Entrañable y conmovedora, "Por siempre amigos" es de esas producciones que a primera vista se pueden definir como menores, pero que a la larga logran conectar con el espectador, y crecer en su recuerdo con el paso del tiempo.

"La chica sin nombre"

Luego de su debut con "Paterson", de Jarmusch, la Red de Salas de Cine de Chile comenzará a exhibir desde este viernes en sus sedes de Santiago y regiones otro reciente título de reconocidos realizadores, en este caso los hermanos Dardenne, quienes desde Bélgica y con su cine austero, riguroso y de fuerte carga social han marcado el cine independiente internacional a lo largo de las últimas dos décadas. Estrenada mundialmente en la competencia oficial del Festival de Cannes 2016 y protagonizada por Adèle Haenel -una de las revelaciones del cine francés en los últimos años-, "La chica sin nombre" tiene muchas de las "marcas de fábrica" de los Dardenne: personajes agitados y agobiados que enfrentan momentos de decisión, estilo muy cercano al documental y una mirada a las injusticias y desigualdades de la vida diaria. En ese sentido, a pesar de algunos aciertos y que opta por un suspenso y tono de enigma que no son habituales en su filmografía, puede dar la impresión de "más de lo mismo", y además se alarga y no convence por completo en su tramo final, aunque de todos modos funciona y mantiene la atención del espectador.

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo