¡Hagamos las cosas bien!

Por Andrea Zondek
  • Presidenta Fundación Tacal

El trabajo es mucho más que llevar el sueldo al final del mes a la casa. Es un lugar de pertenencia, es el lugar donde hacemos amistades. Es el lugar donde damos sentido a nuestra vida. En definitiva, es una razón importante para levantarse temprano en la mañana y acostarse cansado en la noche.

Todos los chilenos tenemos derecho a trabajar y, hoy, a las personas con discapacidad se les ha abierto esa importante puerta. La nueva ley aprobada por el Congreso chileno, Ley 21.015, que obliga a las empresas que tienen más de 100 colaboradores a reservar el 1% para personas con discapacidades, ha generado una tremenda oportunidad para ellos. Pero debemos tener cuidado. Si no hacemos las cosas bien, esta ley puede transformarse en un gran problema. Es importante que las personas ingresen a las empresas porque tienen las competencias para desarrollar el cargo.

Existe el gran riesgo de que, si incorporamos a las personas sólo para cumplir con una cuota, se genere una cultura de la lástima y la caridad, en vez de reconocer el derecho que tienen todas las personas, también las con discapacidad, a ejercer un trabajo para el cual se tengan las calificaciones.

Todo trabajador tiene el derecho a ser útil. No a sentirse útil, sino que serlo realmente. Para ello debemos incorporar a las personas con discapacidad no sólo a los cargos para los cuales tengan las competencias, sino que a aquellos que la empresa requiera llenar y que a su vez la persona no esté ni sobrecalificada ni infracalificada.

Llamo a los empresarios a actuar con responsabilidad, no ceder a la tentación de sólo cumplir con la norma. Tenemos herramientas importantes que nos entrega Sence que permiten formar a las personas con discapacidad previo al ingreso a la empresa. De esa forma tendremos trabajadores que nos honrarán con su trabajo y su aporte diario. Serán un aporte al país en vez de una carga para el Estado. No perdamos la oportunidad para incorporar a este grupo de la sociedad que tan excluido ha estado hasta la fecha. Hablamos de oportunidades para más de dos millones 600 mil personas, de las cuales siete de cada diez no cuenta con un trabajo formal.

Hagamos las cosas bien, formemos, capacitemos y entreguemos una real oportunidad a las personas con discapacidad para que puedan ser parte del negocio de la empresa y un eslabón del progreso en el desarrollo del país. Las personas con discapacidad sí pueden, si hacemos las cosas bien.

*Fundación Tacal imparte cursos gratuitos para personas mayores de 18 años con discapacidad. www.fundaciontacal.cl; F: 2 232 10 700; Adolfo Ibáñez 469, Independencia.

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo