El nuevo sistema electoral, para dummies

Por Nicolás Copano
  • Comunicador multifacético, experto en marketing y redes sociales y emprendedor por naturaleza

Falta poco para las primeras elecciones sin binominal. Ahora, todas las votaciones que elijan a más de un funcionario (es decir, siempre que no votemos alcalde y Presidente) se regirán por un sistema proporcional de cifra repartidora llamado D’Hondt.

Para ello, se ajustó la elección de senadores. Ahora, las regiones son solamente una circunscripción. Ya no hay ni “Santiago oriente” o “Santiago poniente”. Ahora, sólo son Valparaíso, Santiago, Araucanía, etcétera.

Cada región es una división. Lo que cambia es la cantidad de senadores que cada región elegirá: las más pequeñas votarán por dos senadores; las menos pequeñas, tres; las más grandes, cinco. En total, serán 50 senadores, a contar de 2021 cuando se termine de renovar el Senado, 12 más que los 38 actuales.

En el caso de los diputados, se ocuparon los distritos que existían en el sistema binominal y fueron fusionados entre distritos vecinos. Así, se redujeron los 60 distritos, pasando a ser 27.

Para repartir los escaños, según número de electores, se estableció que cada distrito pueda disputar 3, 5, 7 u 8 diputados. Los más chicos eligen tres diputados, mientras que los más grandes votan por 8 representantes.

El sistema proporcional toma de base el resultado de cada lista y sobre esa base empieza a distribuir escaños.

Este sistema toma los totales de votos obtenidos por cada lista. La cantidad de votos de la lista más votada empieza a ser dividida por la cantidad de escaños que le correspondan a cada distrito o circunscripción.

Una síntesis del metodo: en Valparaíso se elegirán cinco senadores. Si compiten dos listas (A y B) y una independiente, pensemos que la A obtiene 100 votos; la B, 60, y la independiente, 40.

El total de votos obtenidos por cada lista y candidatura independiente se dividirá por la cantidad de cargos. O sea en Valparaíso es por 2, por 3, por 4 y por 5, porque son 5.

¿Ok? Bueno, los resultados de esa división se ordenan de forma decreciente hasta el n mero de cargos a elegir. Entonces, el orden sería lista A con 100 votos, el primer puesto. Segundo puesto, lista B, 60 votos; luego lista A de nuevo con 50 votos; cuarto puesto, 40 votos, para el independiente, y lista A nuevamente, 33 votos, se queda con el quinto puesto. De esa manera, tres cargos irían para la lista A, uno a la B y otro a la independiente.

Otra cosa que vale la pena saber es la ley de cuotas, que obliga a que haya un 40% de candidatas, y de regalo un monto de 500 UF a los partidos por cada mujer electa para incentivar el sistema. Ademas, las candidatas al Senado y la Cámara recibirán un reembolso adicional, a diferencia de los hombres: 0,100 UF.

Está claro, estas elecciones serán diferentes. Y da la impresión que, a casi un mes, no mucha gente está enterada. Se ha terminado con el binominal, pero por desgracia parece faltar mucho para acabar con el otro problema serio que permite que entre gente que no quieres: tu apatía.

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo