Jugoso

Por Felipe Espinosa
  • Cocinero en trance. Twitter: @Psyfat

Sólo queda un poco más de un mes para que nuestro Chile querido se enfrente en cuerpo y alma a unas nuevas elecciones presidenciales, que probablemente sean el próximo punto de inflexión que decidirá si la economía a nivel macro mejora o sigue estancada. Mi expectativa es optimista y espero también que salga quien salga, se aclare el panorama como estos cristalinos días de primavera intensa, de la lluvia al brillante sol.

La responsabilidad que tenemos como ciudadanos se vuelve más importante al poder ejercer el derecho a voto, la democracia se engalana con la participación popular que entre unos y otros formamos, los viejos, los jóvenes, los chilenos y los extranjeros, los de acá y los de allá.

Tengo muchas fichas puestas en el próximo período presidencial, así como los emprendedores que nunca se detienen y nos tienen con nuevos restoranes cada día. Como diría un amigo, “de lo último de lo último”, haciendo referencia a los estrenos más recientes, lo de los “Steakbar” resuena constantemente y desde hace poco tiempo, hay un nuevo representante que nos viene a saludar.

Cuando uno viene con el vuelo de septiembre, el asado y la atracción por la carne no se saca de encima fácilmente, pero no son muchos los especialistas en la materia y se agradecen las nuevas aperturas en relación al mundo carnívoro.

Aquel día me levanté con ganas de comer un buen “beef” y, además, venía la cita con uno de mis grandes amigos. Mesa culinaria para una puesta en marcha, de lujo, me preguntaron dónde ir y con ganas, propuse a Infiltrados, el nuevo asador de Vitacura, que tiene de todo y más.

Donde antes existió un Six Bar, hoy remodelado, se entiende que quieren “chasconear” un poco la parrilla, quieren que uno pase en otro horario que no sea las 20:00 a comer un buen trozo de carne. Y a lo que fuimos, nos sentamos con sed y nos bebimos unas buenas pintas de cerveza, servicio súper preocupado (casi invasivo), que no dejó cabo por atar.

Llegamos con ganas de carne, así que nos fuimos directo a los cortes, comimos punta paleta y ojo de de bife, ambos solicitados ¾, cosa que fue un acierto por lo blando y maduro de las carnes. Para acompañar, papas fritas y ensalada. Esta última, muy buena, sobre unas papas dos veces fritas, que no se presentaron como debían, blandas y jugosas. Mal.

Lo bueno fue la carne, por lejos. Se nota un producto de gran calidad, en gramaje adecuado. No sé de los postres, ni de los aperitivos, sólo puedo asegurar que el lugar está “cool”, hay arquitectura y diseño chorreando desde el suelo hasta el techo, con un altillo interesante para grupos pequeños y también un sector de terraza que tiene parrilla.

Creo que la gracia diferenciadora del lugar es que no está tan empaquetado como otros restoranes de carne. Más jovial y tolerante. Como dijo mi amigo: “Aquí no hay que venir con camisa”. Con eso, creo resumirlo todo.

Coordenadas: Infiltrados, Av. Vitacura 5708, Vitacura. Teléfono +56 2 2219 1343.

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo