Arte y humor en versiones animadas

Por Joel Poblete
  • Periodista especializado en cine, programador de Sanfic y comentarista en Tele 13 Radio.

Por mera coincidencia, esta semana llegan a la cartelera dos largometrajes muy distintos entre sí, pero que llaman la atención por sus propuestas en animación. La que ha dado más que hablar a nivel internacional, por su historia y su estética, es la co-producción británica-polaca "Loving Vincent", que aborda hechos y personajes reales en torno a la etapa final de la vida del célebre pintor holandés Vincent Van Gogh. Pero en vez de ser una biografía tradicional u optar por un enfoque didáctico, la trama se decanta por una particular mezcla entre drama y enigma policial.

Lo que hace tan especial a este filme es su visualidad, ya que cada uno de los miles de cuadros que lo componen fue pintado a mano, en una paciente labor de más de un centenar de artistas ocupando la misma técnica de Van Gogh, e incluso homenajeando algunas de sus obras más reconocidas. El resultado es innegablemente hermoso, y sin ser académico es una buena forma de acercarse a la iconografía del legendario artista, en un enfoque envolvente y por momentos onírico, en el cual también es fundamental la banda sonora a cargo del compositor británico Clint Mansell, recordado especialmente por sus partituras para el cine de Darren Aronofsky, como "Réquiem por un sueño". Si bien "Loving Vincent" no va más allá de la cáscara y no profundiza en sus caracteres y su sicología, de todos modos la belleza formal y pictórica de su apuesta vale completamente la pena.

El otro estreno animado de la semana es "Condorito la película", primera película protagonizada por el popular personaje chileno que desde su creación hace casi siete décadas ha conseguido internacionalizarse a tal nivel en Latinoamérica, que incluso este filme no es producido por nuestro país, sino que corresponde a una coproducción entre Perú y Estados Unidos. Pero de todos modos los elementos locales están presentes, desde algunas voces como las de Coco Legrand y Cristián de la Fuente hasta la propia realidad del ya clásico Pelotillehue y sus personajes más reconocibles. En ese sentido, hay que reconocer que la película es muy respetuosa de la tradición de esta historieta, en particular con reconocibles guiños en su primer tercio, para luego optar por una opción argumental más "universal" -y más acorde con sus pretensiones internacionales- con guiños fílmicos que van desde las películas de ciencia ficción hasta Indiana Jones y "Titanic".

Simpática y dinámica -aunque se nota que es más pensada para público infantil, porque en verdad no es demasiado divertida para los adultos-, su animación tiene un buen nivel, sobre todo -y aunque no son buenas las comparaciones- si se recuerda otra película basada en un emblemático personaje de las historietas chilenos, la discreta y decepcionante "Ogú y Mampato en Rapa Nui", de hace 15 años.

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo