Brujería

Por Felipe Espinosa
  • Cocinero en trance. Twitter: @Psyfat

El Parque Forestal y sus alrededores gozan de buena salud. En esta época es especial el barrio para salir a pasear y disfrutar de las tardes entre las sombras de los árboles y los edificios, si bien está a pasos del centro, hay una línea imaginaria que divide ambos sectores casi como una frontera. Por el lado más cercano a Lastarria, donde están las cosas pasando a diario, el comercio es variado y las cocinas también, desde pequeños y grandes cafés, algunos comedores más desarrollados intervienen con especialidades nacionales y extranjeras, comida rápida también habita. Y en ese nicho es que hay un habitante muy singular, no es el hotel, me refiero a una acotada vitrina que por lo general a la hora de almuerzo disfruta de tener una fila y gente amontonada con ganas de su waffle. Buffalo Waffles es un producto inorgánico e impredecible en la forma en que se presenta, sale de lo clásico y se pasea con éxito, hay algo de ajeno, pero también nos es muy familiar sin saber por qué.

En este local, totalmente al paso, la cosa es un poco lo que ocurrió con los crepes o panqueques hace diez o quince años, sólo que aquí desarrollan rellenos de sabor para esta extraña masa redonda, esponjosa, de pixelado diseño, que retiene tan bien salsas e ingredientes.

Escoges lo que quieres, pagas, esperas un tanto y te vas. Mucha gente lo come frente a la tienda y ahí comienza la aglomeración.

Puedes elegir entre cinco variedades saladas y una dulce, bien dulce. De la primera oferta me gusta mucho el pastrana, que lleva dos quesos -mantecoso y cheddar-. Hay otro, el serrano, que se acompaña de queso mantecoso y pimentón asado. Todas las opciones llevan hojas de rúcula, papas hilo y tomates cherry. Ojo, que hay uno en versión vegetariana.

Pero del que no podemos dejar de hablar, es del más parecido a un postre: strawberry fields. Es la misma masa, que se nota siempre fresca, recién hecha, aunque en este modelito los ingredientes provienen del mundo dulce. Hay que contentarse con nutella, frutillas, manjar, plátano y una buena ración de crema batida, una bomba de esas que nos gustan.

Aquí si está todo pasando, si es cosa de ver cómo la gente sale de alegre con su waffle en el mano, bien envuelto. Es un paseo para disfrutar, es un bocadillo de primavera que te permite seguir por la sombra con buenos ingredientes y gran sabor.

Coordenadas: Buffalo Waffles, Merced 315, Santiago. Teléfono +56 2 2219 1343.

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo