Teletón: el abrazo de todos

  • Capellán UC. Twitter: @hugotagle

A "celebrar las diferencias y abrazar la inclusión". Ese es el lema escogido para esta Teletón 2017. No se trata sólo de dinero. Se trata de encontrarnos, superar las diferencias, apreciar a quien es distinto. Sí, más que la ayuda material, lo más notable es que la Teletón nos ha obligado a salir de nosotros mismos, de ir a quien es distinto, miramos como extraño o, incluso, nos incomoda.

Como en años anteriores, decenas de personas con discapacidades darán su testimonio durante esta maratónica jornada televisiva. Se trata de ejemplos de superación, voluntad y amor a la vida; personas que, gracias al apoyo de la fundación Teletón, han logrado quebrarle la mano al destino, superarse y valerse por sí mismos, hacer de su vida una fuente de alegría para ellos y los suyos. Y, de paso, dar ejemplo de superación, empeño y garra. ¡Gracias por su ejemplo, su gran amor a la vida! Y gracias también a quienes están tras ellos. Pienso en sus padres, hermanos, parientes. Gracias al personal de los centros de la Teletón. Pero, ahora y sobre todo, ¡gracias Don Francisco!

Es que detrás de esta noble iniciativa hay un hombre, que es Mario Kreutzberger, genial visionario que, con gran ímpetu, entusiasmo, y un gran equipo, ha logrado construir y mantener este mega proyecto, que tanto bien le ha hecho a Chile. Nos cambió la mirada ante la discapacidad. No son personas que debamos mirar con lástima o, peor, estorbos. Son personas que se pueden y deben integrar plenamente a la sociedad, que son un valiosísimo aporte. Nos ayudan a crecer en tolerancia, respeto y humanidad. Son un desafío a la creatividad y nos provocan siempre admiración y orgullo.

Pero no bastan las palabras elogiosas. Con "apoyo moral" no se cubren los enormes gastos que supone la mantención de los centros de rehabilitación. Hay que meterse "la mano al bolsillo", entrar a la cuenta corriente o ir al banco y hacer la donación correspondiente. Todo sirve. Es significativo que más del 80% de la recaudación de la Teletón venga de personas como usted o yo. Se agradecen las grandes cifras, personas y empresas que dan grandes cantidades de dinero. Pero ellas valen tanto como la más pequeña de las donaciones.

Sí, es bueno recordar que no hay que hacer ostentación al momento de dar. La mejor caridad es la silenciosa. Lo dijo el Señor: "Tú, en cambio, cuando hagas limosna, que no sepa tu mano izquierda lo que hace tu derecha" (Mt 6,3). Por lo que, si se vela por la sobriedad y sencillez al momento de dar, y siendo un fin muy noble, no es contradictorio con esa actitud el mostrar el bien que aquí se hace.

Para las personas de fe, vale una cita de San Juan de la Cruz: "Al final de la vida, se nos medirá por el amor". No importa lo que tenemos; lo importante es lo que damos y compartimos. Todo evento que tenga como fin ayudar a otros, ennoblecer y dignificar, debe encontrar nuestra adhesión y apoyo. Que la Teletón sea una jornada de alegría, amor, unidad y fraternidad. ¡El abrazo de todos!

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro