De caleta

Por Felipe Espinosa
  • Cocinero en trance. Twitter: @Psyfat

Entonces quedamos en medio de la nada, entre el bueno y el malo, o entre el malo y el bueno, el balotaje nos entregó desafortunadamente lo mismo de siempre, que si uno dice algo, el otro hoy quiere parecerse. Da la impresión que el éxito está en expectativas del grupo que no avanzó a segunda vuelta, el encantar a los indecisos se convierte en la premisa. No sabemos si estamos ante Dios o el Diablo, ninguno se expone, se revela, se acusa, da para desconfiar. A los viudos de la primera vuelta nos tienen ahí, entre desfachatez y desconcierto.

En resumen, nada claro para el domingo, un festín austero en ideas innovadoras, pero claro en poco planeamiento. Quién será nuestro próximo presidente lo tenemos aún incierto, pero lo importante es ir a votar, no abstenerse, no dejar que pocos decidan por todos, deje la modorra, levántese a la hora que sea antes de que cierren las mesas y vaya a emitir su sufragio, símbolo perecedero del acto democrático participativo.

Es que si no votamos, nos entregamos. Vengo de muchos años de indiferencia política, pero ya basta, si no le gusta ninguno, vote por la tercera opción, el nulo o blanco, pero vote, no pierda la oportunidad es expresarse y de participar, el futuro de Chile está en nuestras manos y nos merecemos un futuro mejor.

Así, estoy aún en el sur, a pocos días de volver a la capital, justamente para realizar mi deber cívico. Por mientras, disfruto del sabor de los productos del mar, con orilla lacustre y vista a los volcanes, porque La Chamaca Inn es un restorán de aquellos que vienen hace un par de generaciones trayendo lo mejor del mar salado a la orilla del Llanquihue, de agua dulce.

Es como estar en una pica de caleta, de orilla de mar, pero frente al lago. Es sentir la identidad más clara de nuestro océano Pacífico sobre los platos de este noble emporio.

Lo bueno que la espera electiva nos trae maravillosos productos frescos. La Chamaca es uno de esos lugares que guardan tradición y cariño familiar a la antigua. El grupete con que fuimos es asiduo al lugar, por lo que llegando pidieron un mix de entradas para compartir: ostras, centolla, ceviche de pulpo, ostión y loco. Y locos cocidos con salsa verde que nos repetimos un par de veces.

Fue tan bueno el plato, que incluso la comensala de la mesa lo pidió de principal. Para no desteñir, nosotros pedimos una paila marina con jaiba, ostiones, machas, locos y pulpo, enjundiosa, en un caldo hirviente que levanta muertos. Y aunque la carta ofrece también chancho sureño, como chuletas y longanizas, y lomo de vacuno, yo me aventuré por un rincón de la carta que ofrecía el panqueque relleno de locos, camarón nacional, pulpo, ostión y macha, cubierto por una suculenta crema de espinacas que amalgamaba todo.

Es que no necesitamos más que eso para sonreír, para dejar más que feliz a nuestro invitado, que de frías tierras del norte de Europa nos visita. Es que los mejores productos de Puerto Montt se entregan a nuestro placer con vista al lago, una maravilla. Gracias.

Coordenadas: La Chamaca Inn, Del Salvador 560, Puerto Varas. Teléfono +56 652244752.

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo