El Papa inclusivo

  • Presidenta Fundación Tacal

Estamos orgullosos. El país avanza en temas concretos en favor de la inclusión. Lo vemos a nivel de campañas, en los discursos públicos y ahora en la visita del papa Francisco, en la que se ha logrado permear desde una perspectiva de derecho la inclusión de las personas con discapacidad.

Desde Fundación Tacal sabemos lo importante que son cada uno de estos pasos y por eso valoramos el trabajo que lleva adelante la Comisión de Sustentabilidad, instancia creada especialmente para esta visita –y en la que colabora un miembro de nuestro equipo-. Tal como lo han decretado, esperan dejar huellas más allá de lo tradicional en los ámbitos económico, social y ambiental. Hablo de medidas concretas que apuntan a la transparencia de los gastos, bajo impacto ambiental y acciones por la diversidad y la inclusión.

Ustedes saben que en cada espacio de difusión recuerdo que en Chile más de 2 millones 800 mil personas tienen discapacidad, y el que tengan derecho a educación, salud y trabajo son ejes importantes. Tan importantes, como que puedan desplazarse a una actividad, profesar una fe o simplemente recrearse en un encuentro masivo que convoca. Este derecho no tiene raza, color, ni menos aspecto físico.

Por eso, generar medidas en favor de la accesibilidad universal en todos los puntos que visitará el Papa y en los que tendrá contacto con las personas; contemplar el uso de lengua de señas; eliminar las barreras arquitectónicas e incluso pensar en la existencia de baños químicos accesibles, son acciones importantes y que harán un cambio. Más aún si consideramos que las medidas incluyen la participación real a través de voluntariado de cualquier persona sin importar si tiene o no discapacidad.

Esta forma de permear la inclusión es lo que necesita el país. Una visión que va más allá de si los convocantes son católicos o no. Si quienes participan profesan o no determinada religión. Lo valorable es entender que la variable discapacidad está incluida en toda la planificación, con una perspectiva de derechos y con herramientas que harán una diferencia.

Todas las acciones que sumen a la inclusión son bienvenidas. Los cambios culturales no son espontáneos, requieren tiempo y espacios. Esta es una buena oportunidad para comenzar. Ojalá estas medidas se repliquen en actos de campaña, en conciertos masivos o grandes espectáculos deportivos, porque si de algo estoy segura es que la inclusión mueve la inclusión, así como la fe puede mover montañas, y el ejemplo de este “Papa inclusivo” puede ser un maravilloso comienzo.

*Fundación Tacal imparte cursos gratuitos para personas mayores de 18 años con discapacidad. www.fundaciontacal.cl; F: 2 232 10 700; Adolfo Ibáñez #469, Independencia.

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro