Santa Olga: los resultados de la reconstrucción

Guillermo Tapia, arquitecto de la Asociación de Oficinas de Arquitectos (AOA)

Por Publimetro

Es imposible detenerse a pensar en Santa Olga y no conmoverse. No sólo porque, hace apenas un año, fue el escenario de los incendios forestales que arrasaron con un pueblo y abatieron a una comunidad, sino porque además ha sido un símbolo de resiliencia y asociatividad. Algunas horas después del desastre, las llamas fueron reemplazadas por gente levantándose en ayuda de las afectados y, a pocos días, por esfuerzos públicos y privados que se unieron para planificar una reconstrucción que debía ser urgente y eficaz.

Rearmar una ciudad es un proceso lento que involucra generar un nuevo cuerpo, pero manteniendo su espíritu. De esta manera, y en conjunto con varios profesionales dedicados a esta labor durante todo el 2017, se desarrolló un plan maestro para toda la zona afectada, incorporando nuevos estándares de construcción para garantizar una mayor seguridad y comodidad para sus habitantes.

Esta planificación ha permitido, hasta la fecha, que podamos hablar de un importante avance en la reconstrucción de Santa Olga, con mejoras que están elevando la calidad de vida, como el diseño de un poblado nuevo, el aplanamiento de colinas y la implementación de nuevas obras de infraestructura pública.

De la misma manera, la reconstrucción ha ofrecido oportunidades de desarrollar nuevos espacios para la comunidad. En marzo, se constituyó un equipo entre representantes de la Asociación de Oficinas de Arquitectos, los ministerios de Obras Públicas y Vivienda y Urbanismo y otros actores para levantar cuatro nuevas sedes sociales para Santa Olga.

Los diseños fueron donados por arquitectos voluntarios quienes dieron respuestas a la información levantada con los propios vecinos respecto a sus necesidades generales y particulares, los que finalmente fueron presentados y aprobados por los propios dirigentes y las autoridades coordinadoras del proceso. El próximo 23 de febrero veremos el primer fruto de este trabajo en equipo, cuando una de estas sedes sea inaugurada.

En paralelo, se ha continuado con la puesta en marcha del cuartel de bomberos, el retén de Carabineros y el estadio de la localidad, también arrasados por el incendio.

En menos de un año, hemos sido testigos de la fortaleza humana para salir adelante, yendo más allá de los mínimos necesarios para la vivienda y el espacio público. Nos hemos esforzado para que Santa Olga renazca para sus familias, asegurando además la disposición de elementos de prevención para evitar al máximo que se repitan los efectos devastadores de una catástrofe similar en el futuro.

La enseñanza y el desafío pendiente es que, pese a la planificación y regulación aplicada, tengamos en cuenta una autorregulación efectiva sobre la propia construcción, que sea responsable y que otorgue seguridades de habitabilidad entre nuestras comunidades y el país entero.

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo