Mejor protección social

Por Marcos Barraza
  • Ministro de Desarrollo Social

La creación en 2016 del Registro Social de Hogares (RSH), en reemplazo de la antigua ficha de protección social, fue un gran logro de nuestro gobierno que beneficia directamente a los chilenos y chilenas y a sus posibilidades de acceder de manera justa y transparente al sistema de protección social.

Con un propósito de perfeccionamiento continuo, el 1 de marzo recién pasado el Ministerio de Desarrollo Social introdujo varios cambios al RSH que optimizarán su funcionamiento y el cumplimiento de sus objetivos ciudadanos.

En primer lugar, actualizamos los factores individuales que se utilizan para construir el índice de necesidades, tomando como referencia la última encuesta Casen. Este cambio permite una aproximación más actual a los gastos adicionales que enfrentan las familias.

En segundo lugar –y esto es clave desde el punto de vista de la inclusión social– se incorporó la información del Registro Nacional de la Discapacidad en la determinación del índice de necesidades. Antes se tomaba en cuenta la variable dependencia, si ésta había sido declarada al inscribirse en el RSH. Pero ahora se incorpora a todas las personas inscritas en el Registro Nacional de Discapacidad (más de 205 mil), las que no necesariamente son dependientes, pero sí implican mayores desembolsos para el hogar.

Otro cambio relevante dice relación con los planes de salud. Cuando estos superan un porcentaje del ingreso que reciben las personas, esto puede ser indicativo de un estándar de vida alto y de que el hogar recibe más ingresos que los observados. Antes se consideraba desde un 8% del ingreso imponible hacia arriba, pero ahora se sube desde el 11% en adelante. Lo importante es que sólo estas últimas personas serán calificadas como de alto gasto en sus planes de salud y, por lo tanto, un grupo significativo –que podríamos considerar de clase media– mejorará su posición relativa para acceder a beneficios sociales.

Finalmente, se introdujo un mecanismo de control para detectar altos ingresos de padres o madres que viven fuera de un hogar en el que residen jóvenes de hasta 21 años de edad, o hasta 24 años de edad si estudian. El objetivo es tener un mejor diagnóstico de la condición socioeconómica de ese hogar, tomando en cuenta que existirá al menos una pensión de alimentos que implica una fuente de ingresos adicional a las ya observadas a través de registros administrativos.

En conclusión, el gran avance que significó la creación del Registro Social de Hogares, lo complementamos hoy con cambios que harán aún más equitativo, eficaz y transparente su funcionamiento. Un país más justo se construye también poniendo al servicio de todas y todos las herramientas que nos brinda la modernidad.

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo