¡Capacitarse, el primer paso!

Por Andrea Zondek
  • Presidenta Fundación Tacal

Las personas con discapacidad han batallado mucho para lograr que en nuestro país sus derechos sean reconocidos. El derecho al trabajo, ha sido uno de los ejes que hemos celebrado con la puesta en marcha de la Ley de Cuotas.

Pero también hemos indicado que aún hay que romper barreras, muchas de las cuales vienen de las propias personas con discapacidad y/o de sus familias. Todas atendibles, porque obviamente cuando una persona tiene temor al rechazo, temor a la discriminación y la exclusión, la inclusión parece muy lejana.

Hace algunos años llegó a Tacal una mujer de 58 años, con una artrosis severa de cadera y que hasta esa fecha se había desempeñado como asesora del hogar. Tras su enfermedad había sido despedida. Su condición de mujer, sin mayores estudios, discapacidad y una edad que nuestra sociedad “castiga”, hacían entendible su desilusión y desesperanza.

En Fundación Tacal la acogimos. Comenzó a capacitarse gratuitamente en un curso de alfabetización digital. Luego, con el trabajo de apoyo para aumentar su autoestima, se atrevió a avanzar en un curso de asistente administrativo, ingresando a trabajar a una empresa del retail en esta última área. En los años que trabaja en dicha compañía, ha sido distinguida en más de una ocasión como la mejor funcionaria del mes.

Lo interesante de este caso es que esta mujer, con discapacidad y mayor de 40 años, tenía muy pocas posibilidades de encontrar un trabajo, era bastante difícil. Sin embargo, gracias al apoyo y la mediación que realizó Tacal con la empresa, mejoró significativamente su calidad de vida, el tipo de trabajo que desempeñaba y, obviamente, su ingreso económico.

La capacitación es el primer paso. Nuestro trabajo es hacer que la persona con discapacidad haga un curso que esté acorde a las competencias que tiene al momento de ingresar y las posibles que puede desarrollar durante su capacitación. Esto permitirá que sus posibilidades de encontrar un trabajo de acuerdo a sus competencias y sus expectativas, crezcan exponencialmente.

La discapacidad no significa no tener sueños, la discapacidad significa que con otras dificultades, se puede encontrar según esos sueños el mejor lugar para estudiar o trabajar. En Fundación Tacal las puertas están abiertas, con cursos gratuitos, apoyo económico para el traslado diario, y la experiencia de profesionales de primer nivel. Sólo tienen que acercarse o llamar, ¡los esperamos! Tu trabajo está a un curso de distancia.

*Fundación Tacal imparte cursos gratuitos para personas mayores de 18 años con discapacidad. www.fundaciontacal.cl; F: 2 232 10 700; Adolfo Ibáñez 469, Independencia.

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo