Desnotarizando la vida de las personas

Por Hernán Larraín
  • Ministro de Justicia y Derechos Humanos

El sistema notarial y registral que ha regido en Chile por más de 150 años ha cumplido un importante rol en nuestro sistema jurídico, otorgando certeza jurídica en los actos y contratos que cotidianamente celebramos y previniendo conflictos futuros que podían terminar judicializados. Sin embargo, la regulación actual sigue los cánones decimonónicos y no cumple con los estándares que hoy le exigimos a quienes desarrollan una función pública tan relevante como ésta y no es capaz de satisfacer las necesidades de los ciudadanos.

Haciéndonos cargo de esta deficiencia en nuestro ordenamiento jurídico, esta semana ingresaremos al Congreso Nacional un proyecto de ley que busca reformar el sistema de notarios y conservadores para hacerlo más transparente, meritocrático y, lo más importante, cercano y accesible para las personas: queremos desnotarizar la vida de todos los chilenos.

Para esto, proponemos aumentar la competencia, creando nuevas instancias certificadoras. Para ello, planteamos la creación de un nuevo ministro de fe, llamado fedatario, que pueda certificar hechos y autorizar firmas en todo el país, existiendo al menos uno en cada comuna, y tantos como interesados acrediten cumplir los requisitos. Esta nueva figura facilitará la realización de aquellos trámites que son más recurrentes y que tienen un mayor impacto en la vida de las personas, como la autorización de firmas en cartas de renuncias, finiquitos, contratos de arrendamiento, salvoconductos para cambios de domicilio, entre muchos otros.

Es necesario también reducir los trámites que deben realizarse ante o por un notario. Para esto, se facultará al Presidente de la República para que elimine trámites notariales que exigen algunas leyes y que resultan innecesarios. A su vez, el Servicio de Registro Civil e Identificación podrá entregar certificados como el de soltería y sobrevivencia, de manera que ya no sea necesario concurrir con testigos a un notario para efectuar una declaración jurada al respeto.

Otra de los pilares fundamentales de esta reforma, es la modificación al sistema de nombramiento de notarios, conservadores y archiveros, estableciéndose un proceso meritocrático y transparente. En forma complementaria, se cambia el sistema de fiscalización que actualmente es de responsabilidad de los ministros de las Cortes de Apelaciones, por uno basado en los Fiscales Judiciales.

Finalmente, el gobierno del Presidente Piñera está impulsando una modernización del Estado de la mano de la digitalización y de la transformación digital. Esta reforma se suma a este esfuerzo exigiendo que notarios y conservadores cuenten con los sistemas tecnológicos que les permita a todos los ciudadanos realizar trámites en línea y acceder a documentos digitales de manera remota, autorizando para los trámites la firma electrónica avanzada.

Este proyecto busca simplificar la vida de las personas modernizando un sistema que a todas luces requiere ponerse a la altura de los tiempos de hoy.

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo