Terror, revanchas y humor

Por Joel Poblete
  • Periodista especializado en cine, programador de Sanfic y comentarista en Radio Cooperativa.

Curiosa y a menudo impredecible es la trayectoria del director estadounidense David Gordon Green. A sus 43 años, ha filmado más de una docena de largometrajes desde su debut hace 18 años, y es difícil encasillarlo: tan cómodo en valiosas producciones de cine independiente como "George Washington" y "All the real girls" como en alocadas comedias como "Pineapple Express", incluso fue premiado como mejor director en el Festival de Berlín 2013 por "Prince Avalanche", y ahora está de regreso en la cartelera local por segunda vez en el año -luego del drama "Más fuerte que el destino"-, con un nuevo giro en su carrera: con la secuela de "Halloween", ni más ni menos, estrenada a 40 años del debut de la película original, un auténtico clásico dirigido por John Carpenter.

Pudo ser un fiasco o un producto olvidable como ha pasado con casi todas las secuelas surgidas del filme de 1978, pero este "Halloween" de Gordon Green es bastante más logrado de lo que se podía esperar. Ignorando las anteriores continuaciones como si nunca hubieran existido, la trama vuelve al pueblo donde se desarrollaron los crímenes y retoma cuatro décadas después al aterrador Michael Myers y a la Laurie Strode que una vez más encarna Jamie Lee Curtis. El resultado debería dejar contentos a los fans de la saga, demuestra cariño por la producción original, maneja muy bien la atmósfera, la tensión y el suspenso con detalles sencillos y efectivos, y si bien no es demasiado aterrador comparando con otros productos del género, de todas formas no decepciona, supera las expectativas e, incluso, puede ser considerado un buen homenaje.

Quien no tiene tan buena suerte es Jennifer Garner. Siempre guapa y talentosa, aunque ha aparecido en buenas películas, no siempre su filmografía está a la altura de lo que ella merece. Este año la vimos como una comprensiva mamá en "Yo soy Simon", y ahora está de regreso en cines locales nuevamente como madre en "Justicia implacable", pero esta vez en lo que a estas alturas es prácticamente un subgénero del cine: la persona que debe vengar a sus seres queridos y toma la justicia en sus propias manos. Hace una década el cineasta francés Pierre Morel reinventó a Liam Neeson como héroe de acción gracias a "Búsqueda implacable", y ahora más allá del título parecido que le pusieron en español, en esta violenta producción generosa en sangre, disparos y peleas, deja de lado cualquier sutileza para llenar de problemas, malos ratos y caricaturescos villanos a su protagonista. Por suerte la aporreada Garner entrega una buena actuación a pesar de los trazos gruesos y las tintas recargadas, pero ella se merece algo mucho mejor.

En un ámbito muy distinto, en la comedia romántica francesa "Amor sobre ruedas" su director y protagonista Franck Dubosc no ofrece nada demasiado nuevo, innovador o muy divertido, pero de todos modos a partir de una premisa que algunos podrían considerar incluso de mal gusto, consigue conformar un relato amable, encantador y en el que desarrolla buena química con su co-protagonista, Alexandra Lamy.

Las opiniones expresada aquí no son responsabilidad de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo