Escapes posibles e imposibles

Por Joel Poblete
  • Periodista especializado en cine, programador de Sanfic y comentarista en Radio Cooperativa.

Muy variada está la cartelera esta semana. Además de la publicitada nueva incursión del cine chileno en el terror, "Contra el demonio", y el estreno exclusivo en Cinemark de una de las producciones argentinas más exitosas del año -"El amor menos pensado", con la atractiva pareja que conforman Ricardo Darín y Mercedes Morán- hay otras tres opciones que también cuentan con su propio gancho.

Así como hace dos semanas vimos con la nueva y exitosa "Nace una estrella", los remakes son parte habitual del cine contemporáneo. Esta semana es el turno de "Papillon, la gran fuga", nueva versión de la historia del prisionero francés Henri Charrière, quien en su best seller de 1970, "Papillon", contó sobre sus azarosos intentos de fuga de una cárcel en la Guyana francesa en los años 30. La primera versión fílmica homónima, de 1973, dirigida por ese hábil y talentoso artesano que fue Franklin J. Schaffner y protagonizada por unos sólidos Steve McQueen y Dustin Hoffman, es un clásico por derecho propio. Esta segunda adaptación, a cargo del realizador danés Michael Noer, no logra hacerle sombra y cae en convenciones del cine carcelario de escapes e instinto de supervivencia que cuesta eludir, pero de todos modos es efectiva, tiene buena dirección de arte y un aceptable manejo de la tensión en los momentos precisos. Y también se ve beneficiada de otra buena dupla protagónica: Charlie Hunnam y el por estos días ubicuo Rami Malek (la próxima semana lo tendremos de nuevo en la pantalla, como Freddie Mercury).

Y aunque es un estreno que llega con dos años de retraso y sólo se podrá ver en El Biógrafo, vale la pena recomendar "Paraíso", por la cual en 2016 el veterano cineasta ruso Andrei Konchalovsky ganó por segunda vez en su carrera el León de Plata al mejor director en el Festival de Venecia. Poseedor de una trayectoria de más de medio siglo, y luego de sus incursiones en el cine estadounidense en los años 80 -como "Los amantes de María" y "Escape infernal"-, en el último tiempo el realizador ha renovado sus lazos con el cine europeo. En este trabajo, filmado en un expresivo blanco y negro, con excelentes actuaciones y rigurosa ambientación de época, desarrolla efectivamente un drama de contornos trágicos y alcances morales, ambientada en la Segunda Guerra Mundial, en un entorno donde a diferencia de "Papillon", las posibilidades de escapar son prácticamente imposibles.

En otro ámbito, por ahora sólo este viernes 26 y exclusivamente en tres salas santiaguinas de Cineplanet, se podrá ver "Yo no me llamo Rubén Blades", un entretenido documental en el que el director panameño Abner Benaim captura todo el carisma del popular creador de "Pedro Navaja". Se trata de un trabajo convencional en lo formal, pero la simpatía y encanto de Blades es tan irresistible, que incluso quienes no son admiradores suyos sabrán apreciar este retrato contado en primera persona que lo revela no sólo en lo artístico, a través de su faceta como músico y actor, sino además en lo humano, con su veta política y de activismo social.

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo